jump to navigation

Porque no sólo de Game Boy vive el jugón (V y último): Tiger Game.com 17/10/2009

Posted by Vecin in Artículos, Consolas, No solo de Game Boy vive el jugón., Tiger game.com, Videojuegos.
Tags: , , , ,
8 comments

 A pesar de que le debo a Adol un artículo en condiciones sobre la 3do, y con más motivo ahora que acaba de hacerse con una (y como no podía ser de otra manera en Adol, con la más rara y cara de todos los modelos 😉 quiero empezar a cerrar seriales de artículos, y para ello hoy voy a cerrar el dedicado a las consolas que intentaron ponerle las cosas difíciles a la sempiterna Game Boy. Hablemos de la primera portátil que lanzó al mercado la famosa compañía de “maquinitas” Tiger, la Game.com

 Cuando Nintendo abandonó el mercado de las handhelds a mediados-finales de los 80, para centrarse en la Game Boy hablando en términos de videojuego portátil, quedó vacante el “reinato” de este pequeño pero entrañable submercado del videojuego. Pero lo cierto es que quedó vacante por poco tiempo, ya que enseguida la compañía americana Tiger tomó las riendas del mercado de las handhelds. Aunque no es comparable en términos de volumen de negocio con el de las consolas domésticas, lo cierto es que Tiger consiguió hacerse con una merecida reputación como fabricante de handhelds de calidad. Consiguieron hacerse con jugosas licencias para sus handhelds como la del Street Fighter por ejemplo. Era pues inevitable que en Tiger ampliaran sus miras hacia el mercado del videojuego “de primera división”. Y como no podía ser de otra forma, decidieron embarcarse en el difícil mercado de las portátiles, en la que dominaba sin piedad la Game Boy y sus sucesoras.

Una Game.com con su boxset

 Así, en 1997, aparecía en el mercado americano (nunca salió oficialmente de tierras yankees) la Game.com, acompañada de un buen puñado de buenas ideas, muchas de ellas adelantadas a su tiempo. En primer lugar, y como se puede deducir fácilmente debido al propio nombre de la máquina, la importancia de la conectividad de la consola a la red de redes era algo nunca visto hasta entonces. Esto podía conseguirse mediante un módem a 14400 bps y un cartucho específico para esta tarea. Sin embargo, pensad que estábamos en 1997, donde el juego online, e incluso internet, era algo todavía no totalmente asentado entre la población. La Game.com presentaba algunos aciertos, como por ejemplo su bajo precio de salida (69.90 dólares con el juego Lights Out), pero desde luego que pesaban más sus defectos que sus virtudes. Otro de los aciertos de la máquina era sin duda la pantalla táctil de la misma (algo que no volveríamos a ver hasta la Nintendo Ds), pero esta virtud quedaba oscurecida por la baja resolución de la pantalla táctil, que la volvía imprecisa. También en Tiger quisieron presentar a la máquina no sólo como consola de juegos, sino también destacaban sus virtudes como agenda, convirtiéndose en una especie de primitiva PDA. Sin embargo, todas estas utilidades extras se iban un poco al traste desde el momento que perdías toda la información en caso de que se descargasen las baterías. Y también, y peor quizás que todos los puntos oscuros citados hasta el momento, estaba el hecho de que, incomprensiblemente, la consola era en blanco y negro al estilo de la primitiva Game Boy, error que también cometieron SNK y Bandai. Sin embargo, a diferencia de las compañías citadas anteriormente, en Tiger ni siquiera corrigieron este error. Si a todo este cóctel le unimos su catálogo de juegos, se explica fácilmente el fracaso estrepitoso de la máquina. La juegoteca de la Game.com se caracteriza por una gran cantidad de jugosas licencias (Sega realizó versiones de Sonic Jam y de Fighters Megamix, por ejemplo); pero horriblemente aprovechadas. Fué así como las ventas no acompañaron, aunque en Tiger intentaron enderenzar la situación con el lanzamiento de la Tiger Game.com Pocket Pro, que era más pequeña, funcionaba con sólo dos pilas AA (a costa de perder la retroiluminación del primer modelo) pero obviamente ya nada se podía hacer por enderenzar la situación. Así, en el año 2000 los responsables de Tiger tiraron la toalla, y dejaron de dar apoyo oficial a la máquina, que acabó liquidándose en las tiendas americanas por 30 dólares. Sin embargo, no fué la última aventura de Tiger en el mundo de los videojuegos, ya que en el 2004 se aventuraron con la Gizmondo, que supuso un fracaso aún mayor que la Game.com… pero esa ya es otra historia, que os contaré cuando la Gizmondo obtenga la condición de retro 😉

Tiger Game.com Pocket Pro, revisión de la consola original, con el Sonic Jam

 Como ya se ha dicho anteriormente en el artículo, la máquina de Tiger presenta un catálogo lleno de licencias de otras compañías, y donde la calidad no es bien recibida xD En total aparecieron 20 juegos para el sistema, siendo bastante malos en general, aunque alguna cosilla hay de la que merece la pena hablar:

 – Batman and Robin, si alguien os dice que el Batman Arkam Asylum es el mejor juego de Batman… pues dadle la razón, aunque esta versión para la Game.com de la serie de dibus es de lo mejor del sistema.

 – Lights Out, el juego que venía incluído con la máquina es otro de los destacables del sistema, y es que un buen puzzle siempre hay que tenerlo en cuenta, verdad Jumafas? 😉

 – Frogger, a pesar de la veteranía del concepto de juego, sigue siendo un juego sencillo y divertido, que le viene de perlas a un catálogo tan pobre como el de la Game.com

 Y poco más hay destacable, aparte de los mencionados pude haber puesto otros como el Mortal Kombat Trilogy, el Indy 500 o el Duke Nukem 3d, todos de una calidad normal; sin nada especialmente destacable. Eso sí, escapad como de la peste de Resident Evil 2, de Sonic Jam y de Fighter´s Megamix, auténticos truños digitales que no hacen sino ensuciar el nombre de sus homónimos de consolas “grandes”. Como nota curiosa, destacar que había proyectadas versiones de Castlevania Symphony of the Night y de Metal Gear Solid para el sistema, aunque finalmente fueron canceladas.

Una Game.com con un puñado de juegos

 Como hemos podido ver, la Game.com fué una consola que tal vez tenía muchos defectos, pero que indudablemente también tenía sus buenas ideas, (la pantalla táctil, la primera en incluir la idea de “mini PDA”, la primera en tener acceso a internet) que vimos posteriormente aplicadas a otros sistemas, mucho más exitosos que la portátil de Tiger. Casi parece que Tiger sacó la máquina como “banco de pruebas” para la Advance o la Ds entre otras… Si sentís curiosidad por probar el catálogo de esta máquina, podéis probar con el MESS (que yo sepa es el único emulador disponible), y si sois muy bizarros o unos coleccionistas enfermizos, probad a haceros con una, que suelen tener precios bastante razonables.

El móden de la Game.com con su boxset

 Como dije al principio, con este pequeño recordatorio a la Game.com doy por finalizado este serial dedicado a “las otras” portátiles que no son de la compañía del fontanero italiano. Bien es cierto que quedan muchas más portátiles de las que podría hablar, pero unas por tener un catálogo pésimo (Watara Supervision) y otras por ser demasiado recientes, (la propia Gizmondo de Tiger o la Tapwave Zodiac); creo que no es el momento de escribir de ellas. Os dejo ya con un vídeo de la Tiger Game.com con el Williams Arcade Classics (que pronto tendré en mi poder en su versión Megadrive gracias a un concurso del rincón de Adol), la calidad del vídeo es bastante mala, pero es casi lo único que hay colgado de la máquina en youtube.

 

Porque no sólo de Game Boy vive el jugón (IV): Bandai Wonderswan 26/09/2009

Posted by Vecin in Artículos, Consolas, No solo de Game Boy vive el jugón., Videojuegos, Wonderswan.
Tags: , , , ,
14 comments

 Llevo ya un tiempo que entre asuntos personales y flohera no he publicado nada por el blog, así que hoy voy a remediarlo publicando un artículo más en la serie de alternativas a la sempiterna Game Boy. Y para el artículo de hoy, he escogido a una portátil con un marcado carácter japo, la Bandai Wonderswan.

 Como tod@s sabréis, Bandai es una de las más grandes compañías jugueteras del mundo, asentada especialmente en sus juguetes derivados de las licencias manga más famosas del planeta. Y como os podéis imaginar, a una compañía del sector juguetero tan grande, teniendo en cuenta también su nacionalidad japonesa; le tenía que tentar terriblemente el embarcarse en el complejo mercado del videojuego. Así fué como, con anterioridad a la protagonista de este artículo, llegaron a los hogares nipones dos consolas de sobremesa de Bandai: la Playdia (que le está quitando el sueño a Adol últimamente xD y la Pippin (esta última de la mano de Apple); ambas inéditas en los mercados occidentales,  y que significaron dos fracasos estrepitosos para la compañía juguetera japonesa. Aún con todo, los responsables de Bandai no arrojaron la toalla, y para su siguiente incursión en el mercado doméstico del videojuego, decidieron que lo intentarían con una portátil, tradicionalmente el tipo de consola que mejor se vende. Y desde luego que apostaron fuerte, ya que para el desarrollo de su próxima consola se hicieron con los servicios de Gumpei Yokoi. Como ya sabéis, el difunto Gumpei Yokoi había trabajado en Nintendo, siendo el diseñador del superéxito Game Boy, aunque también fué el ideólogo de la Virtual Boy, el más sonoro de los fracasos de Nintendo, y que le costó el puesto en la citada compañía. Aún a pesar del “pequeño” desliz de la Virtual Boy, desde luego que apostar por Yokoi era en principio apostar a ganador.

Captura de la Wonderswan Crystal, última de las revisiones

de la portátil de Bandai

 

Fué así como empezó el desarrollo de la consola, que salió al mercado japonés el 4 de marzo de 1999. De todos modos Yokoi no debía de saber muy bien en qué año vivía, ya que cometió el mismo error que SNK con su Neo Geo Pocket: Lanzaron la primera versión de la consola en blanco y negro. Y es que a finales de los 80 podía ser aceptable, pero en una consola que salía a las puertas ya del siglo XXI, no era lógica la decisión de que fuese en blanco y negro. Más inexplicable resulta aún si tenemos en cuenta que la portátil de SNK había salido un año antes con ese mismo defecto, que procuraron solucionar en SNK con la aparición de la Neo Geo Pocket Color. Y en Bandai hicieron lo mismo, y al poco tiempo de la aparición de la versión en blanco y negro, apareció la Wonderswan Color. De nuevo, una chapuza de una rival de la Game Boy, que en Nintendo, obviamente, supieron aprovechar. Eso sí, no todos fueron puntos oscuros en la Wonderswan: la duración de la única pila que necesitaba era muy elevada (de 30 a 40 horas en la versión monocroma) y, especialmente, el que se pudiera jugar con la consola vertical u horizontalmente. Por ejemplo, el modo vertical podía usarse para los shooters, mientras que el modo horizontal se podía usar para los juegos de lucha. Una buena idea que por desgracia no ha vuelto a verse en el mercado de las portátiles. Aún a pesar de todo lo comentado, el mercado japonés acogió bastante bien a la Wonderswan, debido sobre todo a los tipos de juego que abundaban en la consola: Juegos basados en animes y mucho, mucho RPG. Fué así como la Wonderswan consiguió sobrevivir a Nintendo y su Game Boy, aunque eso sí, en Bandai nunca se atrevieron a sacar su portátil en los mercados occidentales. Una última revisión de la máquina llegaría en Noviembre de 2002: la Wonderswan Crystal, cuya mayor novedad con respecto a la Wonderswan Color era la inclusión de una pantalla TFT LCD sin iluminación. Obviamente eso hizo que el consumo de la pila aumentara, pero aún podíamos jugar 15 horas aproximadamente. También podíamos “personalizarla” con nuestro nombre, fecha de nacimiento y demás. Era sin duda la mejor de las Wonderswan aparecidas hasta el momento, pero ya era demasiado tarde, y a lo largo del 2003 empezó su declive, y las compañías empezaron a enfocar sus esfuerzos hacia otros sistemas más avanzados.

 Como ya se ha comentado a lo largo del artículo, Wonderswan fué una portátil muy japo, lo que se refleja perfectamente en su juegoteca. Repasemos ahora alguno de sus juegos más destacables:

 – Judgement Silversword, es muy posible que seas un fan de los shooters y no conozcas este juego. Detrás de Judgement Silversword no se esconde una gran compañía, sino un genio de la programación amateur en Wonderswan. El juego fué el ganador del concurso de programación con el WonderWitch (un paquete de herramientas para programar en Wonderswan); y es un pequeño homenaje a Radiant Silvergun. El ganador del concurso se llevaría el honor de ver su juego comercializado en las tiendas, hecho que sucedió el 5 de febrero de 2004 con la distribución por parte de la compañía Qute. En ese mismo año, salió un upgrade para el juego llamado Cardinal Sins – Recycle Edition. Mi favorito del sistema, absolutamente imprescindible a poco que te gusten los shooters.

 – Crazy Climber, el clásico de los arcade de los 80 también tuvo su versión para Wonderswan.

 – Guilty Gear Petit 2, aprovechando al máximo las capacidades del sistema, nos encontramos ante un gran representante de la saga de Arc System Works.

 – Kaze no Klonoa: Moonlight Museum, el primer juego de la saga Klonoa fué la que asentó las bases para las siguientes entregas para otros sistemas como Game Boy Advance, y como en éstos últimos, es un buen y divertido plataformas para tu Wonderswan.

 – Gunpey, este puzzle toma su nombre como homenaje póstumo a Gunpey Yokoi. Es un divertido puzzle que te hará pasar un buen rato frente a tu Wonderswan.

 Además de los mencionados, son destacables Front Mission, Final Fantasy y todas las demás conversiones de Square, Makaimura (sí, Capcom programó una versión de su clásico Ghouls´n Ghosts para la portátil de Bandai), Super Gem Fighter Mini Mix y alguno más que me dejo en el tintero, como las numerosas conversiones de juegos de manga. Como véis, un catálogo mejor de lo que pudiera parecer a simple vista…

Cartel publicitario de Wonderswan

 Con Wonderswan, Bandai vivió su mayor éxito en el mercado del videojuego. Si bien Wonderswan no fué una consola “global”, en el mercado japonés tuvo una cierta aceptación, lo que hizo que pudiera aguantar el tirón de Nintendo y sus Game Boy´s. Desde luego que si te gustan los juegos basados en anime y los J-RPG´s, esta consola te volverá loco; y si no, merece muy mucho la pena el probar alguno de sus títulos. En ebay y similares es un poco más difícil de encontrar que la Neo Geo Pocket por ejemplo, pero si no siempre te quedará la opción de los emuladores, ya que la máquina está perfectamente emulada con el Cygne por ejemplo.

Aquí dice: a menos que tengas unas manos de boxeador,

la interface de la Crystal te resultará comodísima xD

 Os dejo esta vez con un vídeo de la máquina, en concreto con un vídeo del Final Fantasy IV, uno de los juegos más destacables del sistema; que lo disfrutéis 😉

 

 

Porque no sólo de Game Boy vive el jugón (III): SNK Neo Geo Pocket/Pocket Color 05/07/2009

Posted by Vecin in Artículos, Consolas, No solo de Game Boy vive el jugón., Videojuegos.
Tags: , , , ,
20 comments

 Después del artículo anterior en el que hablaba del Street Fighter Alpha 3 Max de Psp, voy a volver a la “normalidad” y comentar sobre consolas y juegos clásicos. Si bien le “debo” un artículo a Adol sobre la 3do, para esta semana me he decidido hablar sobre otra consola que seguramente le interese a Adol y a mucha más gente; rescatando así de paso la sección de repaso de las rivales de la legendaria Game Boy. Vamos a hablar sobre la única incursión de SNK en el mundo de las portátiles, la SNK Neo Geo Pocket/Pocket Color.

 SNK había vivido su época dorada a principios de los 90. Con su placa recreativa Neo Geo, estaba cosechando un éxito tras otro en los salones, lo que incluso la animó a lanzar una versión doméstica de su placa recreativa. Como tod@s sabéis, esto dió origen a una de las consolas más memorables de la historia, aún con sus defectos, como fué la SNK Neo Geo. Sin embargo, tanto el mercado doméstico como el de los arcades estaba cambiando con la irrupción de los juegos en 3d. SNK, a decir verdad, no supo adaptarse bien a los nuevos tiempos. Si bien hizo un tímido esfuerzo con la Hyper Neo Geo 64 en los salones, es bien sabido que la placa no tuvo continuidad y resultó un fracaso para SNK. Aunque a mediados de los 90 aún había un mercado para sus viejos (y buenísimos) juegos en 2d, en SNK sabían perfectamente que su modelo de negocio estaba condenado a la extinción. Así, en un intento postrero de salvar a la compañía, se lanzó en 1998 la SNK Neo Geo Pocket. No se trataba de una versión portátil de la Neo Geo (ojalá fuera así, verdad? ) sino de una consola portátil totalmente nueva de 16 bits. Lo cierto es que no estaba mal pensada la jugada, ya que el mercado de las portátiles, desde siempre, ha sido un mercado de gran número de ventas. Sin lugar a dudas, un éxito de la Neo Geo Pocket tal vez hubiera salvado a la compañía. Veamos que fué lo que pasó para que no se produjera el éxito.

 Había aspectos en los que la portátil de SNK era sobresaliente. Tenía un tamaño adecuado, buenas capacidades auditivas, y un diseño cómodo y atractivo. También el pad, heredado de su hermana mayor Neo Geo Cd, es una auténtica delicia.  Incluso tenía pijaditas como la inclusión de un horóscopo. Sin embargo, también tenía sus puntos oscuros. El más importante de ellos, sin lugar a dudas, es que al principio la consola fuera en blanco y negro. A finales de los 80 aún podía ser aceptable, pero en 1998, año en el que la consola salió al mercado, era totalmente retrógrado e inadmisible. En SNK intentaron salvar los muebles con el lanzamiento, en 1999, de la Neo Geo Pocket Color. Mientras tanto, ya habían tirado un año prácticamente a la basura. La versión en blanco y negro se produjo tan sólo durante un año, pasando SNK a centrar todos sus esfuerzos en la versión en color. Y, por desgracia, la Neo Geo Pocket heredó muchos de los defectos de su hermana mayor la Neo Geo: Poca variedad en los géneros de los juegos de la consola, siendo casi todos de lucha (aunque a decir verdad, no es tan acusado como en la AES), una distribución desastrosa, muy poco esfuerzo publicitario, el apoyo prácticamente inexistente de las third partyes y, sobre todo, el monopolio de Game Boy Color y los puñeteros Pokemon, así como la pronta llegada de Game Boy Advance. Todos estos factores fueron haciendo la situación cada vez más insostenible, hasta que en 2001 la consola dejó de tener apoyo oficial por parte de SNK. Aún con todo, no era difícil encontrar Neo Geo Pocket´s en las tiendas hasta el año 2003. En total, se lograron vender alrededor de 2 millones de Neo Geo Pocket´s sumando las ventas de la versión monocroma y la color. Más o menos, las cifras de venta que había conseguido Lynx unos años antes…

Pasemos ahora a comentar alguno de los mejores juegos del sistema, en los que, como podéis suponer, tienen una gran preponderancia las versiones de su hermana mayor la AES:

 – King of Fighters R-2, continuación del R1 en blanco y negro, este R2 para la color mantiene intactas las cualidades que hicieron grandes a las versiones para su hermana mayor.

 – SNK vs. Capcom: Match of the Millenium, aún recuerdo cuando en la gloriosa Loading empezaron a hablar de un juego de lucha con el roster más destacado de las dos grandes compañías en materia de juegos de lucha 2d. Lo que parecía un sueño, se hizo realidad, y empezó una saga con combates épicos con los más carismáticos personajes de ambas compañías. Neo Geo Pocket también tuvo su versión del juego, y de paso se convirtió en uno de los mejores títulos del sistema.

 – Saga Metal Slug, con dos entregas para Neo Geo Pocket, son simplemente los dos mejores juegos de acción de la portátil. Absolutamente imprescindibles los dos.

 – Dark Arms Beast Buster, para desintoxicarse un poco de juegos de lucha y arcade, nada mejor que este magnífico RPG al más puro estilo Magic Knight Rayearth de Saturn (salvando las distancias, claro está 😉

 – Legend of Ogre Battle Gaiden: Prince of Zenobia, perteneciente a la serie Ogre Battle. Para quien no la conozca, es una saga de juegos de estrategia con elementos de fantasía y batallas RPG. Otro que se aleja de los cánones de la lucha 2d para llegar a la excelencia.

 Además de los citados, podríamos hablar de otros destacados como Sonic Pocket Adventure (juego histórico al ser el primero de Sonic en una consola no Sega), Fatal Fury (la saga de los lobos solitarios también llego a la Pocket), Bio Motor Unitron (la “versión” para Neo Pocket de Pokemon o Monster Rancher)… como podéis ver, un catálogo muy semejante a su hermana mayor AES, con la adicción de algún que otro juego de thrird party y de otros géneros no arcade.

Kyo y Sakura viciando con la Neo Geo Pocket

 Se puede decir sin temor a equivocarnos que Neo Geo Pocket fué una auténtica máquina de SNK, y que las virtudes y defectos de su hermana mayor la AES se transmitieron también a la Pocket (con excepción hecha del elevadísimo precio de la AES, que afortunadamente no se produjo en la Pocket). Una máquina con un sabor a arcade de los de antes, a pasión absoluta por los juegos de lucha, a amor por las mecánicas de juego sencillas y directas. En definitiva, una máquina muy divertida, que está perfectamente emulada con el Neo Pop por ejemplo, y que aún no tiene precios desorbitados en ebay y similares, por lo que si estáis muy interesados no os será complicado haceros con una.

 Antes de dejaros con un vídeo del Match of the Millenium, quiero dedicar este artículo a Jumafas y Adol, que desde que les he contado lo de mi PSP no han dejado de meterse conmigo xD ya véis que aún no me he olvidado de las máquinas y los juegos añejos 😉 os dejo ya con el vídeo.

 

Porque no sólo de Game Boy vive el jugón (II): Atari Lynx 07/02/2009

Posted by Vecin in Artículos, Atari Lynx, Consolas, No solo de Game Boy vive el jugón., Videojuegos.
Tags: , , , ,
9 comments

Si en la primera entrega del serial de consolas portátiles que en algún momento le hicieron la competencia a Game Boy con mayor o menor fortuna, hablábamos de la Sega Game Gear; hoy vamos a hablar de otra de las consolas que fué de las primeras en intentar hacerle frente a la todopoderosa serie de portátiles de Nintendo. Ante tod@s vosotr@s, la Atari Lynx.

 Como todos sabéis, en los primeros años del videojuego y de las consolas domésticas, Atari era la dominadora absoluta del mercado, gracias en gran medida a su magnífica VCS/2600. Sin embargo, y a raíz del crack del mercado del videojuego del 84, Atari perdió el rumbo, y empezó a cosechar un fracaso comercial tras otro. Así, los aficionados vieron desfilar con indiferencia ante sus ojos la Atari 5200 y 7800, que pasaron por el mercado con más pena que gloria. Ya la inmensa mayoría se había pasado a la NES, y unos pocos a la Master System, habiendo aún un reducido grupo de fanáticos de la 2600. Mientras tanto, en plena efervescencia de la NES, una pequeña compañía llamada Epyx estaba desarrollando un dispositivo portátil de una potencia asombrosa, teniendo lista la consola en 1987, siendo ésta bautizada con el nombre de Epyx Handy. Sin embargo, ésta consola nunca salió a la luz, y Atari, ávida de reverdecer viejos laureles, se hizo con los derechos sobre el hardware de la consola. Sin embargo, e incomprensiblemente, Atari no lanzó inmediatamente la consola al mercado, sino que esperó dos años, hasta octubre de 1989, para lanzarla al mercado. Este error (que ya había cometido Atari en el lanzamiento de la 7800) hizo que el lanzamiento de la Lynx (que era el nuevo nombre que Atari le había puesto a la consola) coincidiera con los de sus competidoras Game Boy y Game Gear, con lo que sus posibilidades de éxito ya habían mermado en el mismo día en que se puso a la venta.

 Al principio Atari puso toda la carne en el asador con la Lynx. Al fin y al cabo, cuando apareció Lynx, la 7800 ya era un cadáver, por lo que Lynx era la mayor apuesta de Atari en el cada vez más importante mercado de las consolas domésticas. Lo cierto es que la consola, a nivel técnico, era mucho más poderosa que la Game Gear (no digamos ya la Game Boy). Contaba, al igual que la Pc Engine, con un procesador de 8 bits, pero el gráfico era de 16. Esto le permitía efectos como zooms o deformaciones con los que las otras portátiles sólo podían soñar. Los juegos solían ocupar 128 kb (no os riaís, eso a finales de los 80 era mucho, sobre todo para un juego de una portátil), la pantalla era retroiluminada, y contaba con gadgets realmente curiosos, como la posibilidad de hacerla reversible para los zurdos. Sin embargo, los defectos del sistema también eran abundantes: precio elevado, dimensiones exageradas que hacían que su condición de portátil quedase en entredicho (imposible meterla en un bolsillo como la Game Boy, por ejemplo), el elevado consumo de pilas (con 6 pilas ofrecía tan sólo alrededor de 4 horas de juego) y, especialmente, las pocas thrird partyes que programaron para ella; así como la poca calidad de la gran mayoría de los juegos disponibles, hicieron que la consola no funcionara bien en el mercado. Al principio, y como ya se ha comentado, Atari lo intentó, con un buen esfuerzo publicitario (que por otra parte, enseguida se esfumó); y arropando a su consola con juegos de calidad, pero Atari no fué capaz, por sí sola, de mantener un ritmo constante de lanzamiento de buenos juegos, y las thrid partyes, como ya se ha dicho, prácticamente no programaron para ella. Esto provocó que el catálogo de Lynx se llenase de mediocridades, por lo que el futuro de la consola estaba escrito. Aún hizo Atari un último esfuerzo por cambiar la suerte de la máquina con el lanzamiento de la Lynx II, que subsanaba alguno de los defectos de la consola original: un tamaño algo más racional (aunque aún mucho más grande que la Game Boy), mayor autonomía debido a la posibilidad de desactivar la retroiluminación de la pantalla, sonido mejorado… pero ya era demasiado tarde. La gente ya se había comprado la Game Boy, unos cuantos la Game Gear, y muy poca gente optó por Lynx. Así, la consola estuvo malviviendo en el mercado hasta que Atari dejó de prestarle apoyo oficial en 1993 para centrarse en su nueva consola de sobremesa, la Atari Jaguar. Cuando desapareció del mercado, Atari había conseguido vender 2 millones de Lynx´s, a mucha distancia de las cifras de ventas de Game Boy e incluso de Game Gear.

 A pesar de que no funcionó bien en el plano comercial, eso no fué impedimento para que se lanzaran muchos periféricos para la consola, hablemos de alguno de ellos:

 – Cable Comlynx, las partidas multijugador en su máxima expresión. Con éste cable, se podían conectar… hasta 18 Lynx!! en partidas simultáneas, aunque no creo que fuera muy fácil juntar en una misma habitación a 18 personas que poseyeran una Lynx xD

 – Adaptador a corriente, imprescindible teniendo en cuenta el consumo de pilas de Lynx…

 

– Adaptador al mechero de coche, que te vas de viaje en coche y quieres jugar con tu Lynx sin gastar pilas? Si dispones de este periférico, ya no tendrás ningún problema… 😉

 Aparte de los ya comentados, hubo otros como el maletín (que teniendo en cuenta el tamaño de la consola casi se convertía en imprescindible), protectores solares para la pantalla… también se rumoreó con un Tv Tuner al estilo del de Game Gear, pero supongo que en vista de las cifras de venta de la consola en Atari se decidió no desarrollarlo. 

 En cuanto a los juegos, pues como ya se ha dicho hay mucha mediocridad, (esto parece un mal endémico en las consolas de Atari) pero en medio de tanta morralla se esconde algún juegazo que merece la pena el dedicarle un puñado de horas. Hablemos de alguno de ellos:

 – Ms. Pacman, la mujer de Pac man protagonizó un buen juego en la Lynx. Si te gusta el clásico de Namco, deberías probarlo.

 – California Games, un compendio de juegos extremos que acompañó a la consola cuando te la comprabas en sus primeros meses en el mercado. Si te gustan este tipo de juegos, es una gran opción.

 – Klax, Game Boy tenía Tetris, Game Gear tenía Columns, y Lynx tenía a Klax. Un divertido puzzle de Atari, del cual Jumafas realizó un magnífico reportaje en fechas recientes 😉

 – Roadblasters, este juego de coches tiene el honor de ser el juego más vendido de la consola. A los mandos de un deportivo dotado de todo tipo de armamento, deberemos destruir a una pandilla de malotes motorizada. Cumple perfectamente con su cometido de divertir.

 – Stun Runner, este juego es un buen ejemplo de lo que una Lynx era capaz de hacer. Muy parecido al F Zero, nos ponemos en una carrera a los mandos de una nave, con un impresionante apartado técnico que se aprecia en los loopings en los túneles de los circuitos, los impresionantes saltos o los gráficos en pseudo 3d que ni Game Boy ni Game Gear estaban en disposición de poder ofrecer. A poco que te guste el referido F Zero este también te gustará.

 – Blue Lightning, muy parecido al clásico de Sega After Burner. De nuevo una muestra del poderío de Lynx, con scaling combinado con gráficos pseudo 3d a gran velocidad. Un imprescindible para la Lynx, sin lugar a dudas.

 – Ninja Gaiden, conversión increíble de la recreativa de Tecmo para la Lynx. A diferencia de la versión de NES, que poco tenía que ver con la recreativa original, para la versión Lynx en Tecmo decidieron hacer un port de la recreativa, que les quedó practicamente idéntica a la recre. Incluso la legendaria pantalla de continue del arcade se conservó en la versión para Lynx…

 – Todd´s Adventure in Slime World, un magnífico juego de aventuras con scroll lateral que, a falta de Contra o Metroid, cumple con su función en Lynx.

 Además de los citados, también hay otros juegos destacables como Rygar (de nuevo, una conversión de Tecmo de una calidad excepcional), Electrocop (no confundir con Robocop xD), Kung Food (al estilo Final Fight, donde los malos son… verduras y cosas así xD), Dirty Larry (con cierta “inspiración” en las pelis de Harry el Sucio, otro beat´em up para Lynx), Fat Bobby (aunque parezca increíble, este juego salió en 1997 para la Lynx, un plataformas protagonizado por un rockero con guitarra incluída xD)… y alguno más que me dejo en el tintero; como véis, también hay buenos juegos en Lynx, todo es cuestión de buscarlos 😉

Aunque no os lo creáis, yo recuerdo este anuncio… que viejo soy!! 😦

 Atari Lynx fué una consola con abundantes defectos, pero es innegable que también tenía sus virtudes. En su catálogo se encuentra alguna que otra joya que merece la pena jugar, pero está claro que no era una consola con posibilidades de vencer frente a Game Boy o Game Gear. Como anécdota personal, yo estuve a punto, en su día, de pillarme una Lynx, al fin y al cabo, ya tenía una 2600 con la que me había divertido mucho (aún a día de hoy sigue haciéndolo). Sin embargo, no conocía a nadie que tuviera una Lynx, y en una época en la que los emuladores no existían y en la que el dinero brillaba por su escasez (eso aún no ha cambiado a día de hoy xD el poder intercambiar juegos con los amigos era algo muy importante, por lo que al final me compré la Game Boy. A día de hoy, es una consola fácil de encontrar, y como no podía ser de otro modo, está perfectamente emulada con el Handy por ejemplo (el emulador cogió el nombre de la consola cuando ésta era sólo un proyecto, curioso verdad?

 

Burro grande ande o no ande

 Os dejo con un vídeo del Blue Lightning, uno de los mejores juegos de la consola, espero que os guste

 

Porque no sólo de Game Boy vive el jugón (I): Sega Game Gear 18/12/2008

Posted by Vecin in Artículos, Consolas, Game Gear, No solo de Game Boy vive el jugón., Videojuegos.
Tags: , , ,
add a comment

 Como complemento a los “seriales” de las “máquinas que nos hacen soñar” y al de los “juegos para no dormir” (que tengo muy abandonado y que debo retomar), empezamos hoy otro serial al que he llamado “Porque no sólo de Game Boy vive el jugón” y que tratará sobre las diferentes consolas portátiles que en algún momento han sido competencia de la exitosa consola de Nintendo. Y para empezar, qué mejor que hablar sobre la portátil de la compañía del puercoespín azul, la Sega Game Gear

 A pesar de que las consolas que había sacado Sega en Japón hasta aquel momento (Master System y Megadrive) no habían funcionado demasiado bien, sin duda la buena acogida de los sistemas anteriormente mencionados en occidente animó a Sega a empezar a desarrollar el Project Mercury. Project Mercury iba a ser la apuesta de Sega para el por aquel entonces novedoso mercado de las portátiles. El proyecto empezó a desarrollarse en 1989, saliendo la consola en Japón el 6 de octubre de 1990. Los americanos y europeos pudieron disfrutar de ella en 1991, y los australianos tuvieron que esperar hasta 1992 para jugar con la consola, que en su lanzamiento comercial mudó su nombre de Project Mercury a Game Gear. Es curiosa la relación existente de Sega con los planetas, Mercury, Saturn, Neptune (el proyecto de Megadrive y 32x integrado que nunca vió la luz…)

Una Game Gear con un puñado de juegos…

 En principio, la apuesta portátil de Sega parecía ganadora. Game Gear fué de las primeras consolas portátiles en color (junto con Lynx y Turbo Express), siendo además la pantalla retroiluminada. Básicamente, la Game Gear es una Master System que sacrifica resolución en pantalla, pero a cambio permitía una paleta de colores mayor y sonido estéreo. Ni que decir tiene que era muy superior técnicamente a la Game Boy “tocho”, siendo además muy fácil portar los juegos de Master System a Game Gear debido a sus citadas similitudes. Sin embargo, no es menos cierto que la consola adolecía de ciertos defectos que influyeron decisivamente en su suerte. En primer lugar, el consumo de pilas era mucho más elevado que en la Game Boy, teniendo una autonomía de 5 horas aproximadamente (sin lugar a dudas, su pantalla retroiluminada tenía que ver con este consumo). Además, su tamaño, sin ser tan exagerado como el de Lynx por ejemplo, sí era mucho más grande que el de una Game Boy, siendo literalmente imposible llevarla en el bolsillo, viendo así su condición de portátil seriamente perjudicada. A todo ésto, hay que añadir un problema que compartieron Game Gear y Master System, que fué el que las third parties apostaron mayoritariamente por la Game Boy, siendo el catálogo de Game Gear sensiblemente menor. Aún con todo, Game Gear le plantó cara a Game Boy apoyada en un gran esfuerzo publicitario, especialmente en los mercados occidentales donde Sega siempre fué mejor recibida que en su Japón natal, pero en 1997 Sega tiró la toalla y dejó de prestarle apoyo oficial. En sus años de vida, Sega consiguió vender casi 11 millones de Game Gear´s.

Boxset de la Game Gear americana

 Hablemos ahora de alguno de los periféricos de Game Gear, que en ésta consola tuvieron una especial importancia; siendo alguno de ellos especialmente publicitado por la propia Sega:

 – TV Tuner, nos encontramos ante el accesorio estrella de la consola. Con éste accesorio, podías convertir tu Game Gear en una tele, y desde luego esto a principios de los 90 era algo increíble. Al parecer, la calidad de imagen es aceptable teniendo en cuenta las limitaciones del sistema, si bien el consumo de pilas aún se eleva más que cuando estás jugando con ella. Este accesorio fué muy publicitado por Sega España, sin duda como algo que Game Boy no podía ofrecer…

Una Game Gear con el Tv Tuner

 – Master Gear Converter, otro de los accesorios estrella de Game Gear. Como ya se ha comentado, Game Gear y Master System eran muy similares, y mediante éste accesorio podías usar tus juegos de Master en la portátil. Nunca hubo un adaptador a la inversa, seguramente debido a que la paleta de colores de Game Gear era mayor que la de Master.

 – La “mochila” de Game Gear, servía para llevar cómodamente la consola y los juegos en los viajes y demás…

 Además de los citados, en Game Gear había toda la parafernalia típica de las portátiles: lupas para ver mejor el juego, adaptador de corriente para evitar el consumo de pilas, etc…

 Y los juegos? Bueno, como ya se ha dicho, existía un adaptador de juegos de Master para la Gear, con lo que los juegos destacables en la Master también lo eran para la Gear (me viene a la mente el magnífico Psycho Fox, por ejemplo). Otros juegos destacables para la Gear que podemos citar son:

 – Saga Super Mónaco GP, nos encontramos ante una excelente conversión para la portátil de Sega de la recreativa original. La saga constituye tal vez los mejores juegos de carreras para la Gear.

 – Defenders of the Oasis, éste RPG es un pequeño desconocido, y es para mí uno de los mejores juegos de la consola. Absolutamente imprescindible.

 – Saga Sonic, tratándose de una consola de Sega, los Sonic son absolutamente imprescindibles. Son los mejores juegos de plataformas de la máquina, y además en Game Gear podemos disfrutar de capítulos inéditos en otras consolas de Sega como Sonic Triple Trouble.

 – Saga Streets of Rage, bien es cierto que prácticamente no tienen competencia en Game Gear, pero los 2 capítulos de las “calles de la ira” son absolutamente imprescindibles.

 – Fantasy Zone, el colorido shooter de Sega también está presente en la Gear, convirtiéndose tal vez en el mejor shooter de la consola.

 – Los puzzles de Game Gear, a pesar de no contar con Tetris, en Game Gear también se vieron puzzles destacables, como Columns, Super Columns, Klax, Dr. Robotnik´s Mean Bean Machine, etc…

 Además de los citados, también son destacables otros como Arena Maze of Death (juego exclusivo para la Gear y de una gran calidad), Fatal Fury Special (increíble que los chicos de Takara hayan conseguido una conversión así para la portátil), saga Micro Machines, saga Shinobi, Virtua Fighter Animation… como podéis ver, aunque tal vez los juegos buenos no abunden tanto como en Game Boy, en Game Gear también hay un número suficiente de juegos de calidad…

 Como conclusión al artículo, podemos decir que nos encontramos ante una buena máquina, que tenía sus defectos pero también sus virtudes, y que desgraciadamente, como tantas otras, no pudo sobrevivir al “fenómeno” que supuso Game Boy y que convulsionó el mercado de las portátiles; pero también os digo que yo en su día conocí “Gear fanáticos” para los que la Game Boy era el anticristo… en fin, eran otros tiempos… 😉

Diferencia de tamaño entre una Game Gear y una N-Gage,

pero… cuál es más divertida? 😉

 Para finalizar, y como ya es habitual, os dejo con un vídeo tributo a la consola, que lo disfrutéis