jump to navigation

Juegos para no dormir (IV): Checkered Flag 04/06/2012

Posted by Vecin in Artículos, Atari Jaguar, Juegos para no dormir., Videojuegos.
Tags: , , ,
9 comments

 Cuando os propuse que votárais para el próximo Sagas Legendarias, os propuse un listado de juegos de coches un poco alejados “de los de siempre”, y entre ellos os propuse el Checkered Flag. Y la verdad es que no caí en la cuenta de que, en realidad, Checkered Flag no es susceptible de ser revisado en un sagas legendarias, ya que no hubo más que una entrega (si bien es cierto que se rumoreó un posible Checkered Flag II para Jaguar, e incluso se planéo, muchos años después del lanzamiento de las versiones Lynx o Jaguar, una versión para Game Boy Advance, que jamás llegó a las estanterías de las tiendas). El primer Checkered Flag salió para Lynx en 1991, y era un juego absolutamente brutal, de una calidad sobresaliente; como era bastante común en Lynx… junto con bodrios del tamaño de Hard Drivin o Pit Fighter. Pero a tenor de los comentarios que hicísteis en su día, está claro que lo que queréis leer es referente al Checkered de la Jaguar, y, debido a la “calidad” del título, en vez de un artículo normal; será un “juegos para no dormir”, ante todos vosotr@s, Checkered Flag para Jaguar.

La portada ya es de traca… habéis visto

el careto que se gasta el piloto? eso por no hablar de las

“texturas” de los polígonos del coche…

A estas alturas, todos sabemos lo que la irrupción de la Atari VCS significó en el mercado del videojuego doméstico. Atari, tras hacerse con el liderato del mercado arcade en sus primeros años de vida, con la VCS se lanzó a la conquista de los hogares de todo el mundo, y lo consiguió. 30 millones fueron las unidades que Atari vendió de su mítica máquina, y hoy pueden no parecer muchas (aunque desde luego, sigue siendo una cifra respetable), pero pensad que la gran mayoría de esos 30 millones los vendió a finales de los 70 y principios de los 80, cuando el videojuego no estaba aún asentado como una forma de ocio. De hecho, se puede afirmar, sin temor a equivocarnos, que fué la propia VCS (junto con la NES y la Game Boy) la que consiguió que el mercado del videojuego sea lo que es hoy en día. Sin embargo, en Atari no dieron con la fórmula para continuar el éxito de la 2600. Primero lo intentaron con la 5200 (junto con Jaguar, el mayor fracaso comercial de Atari), después vino la 7800 (una 2600 con esteroides, sacada en plena época de apogeo de NES y Master Sytem, que pasó con más pena que gloria por las tiendas), y también se aventuraron en el mundo de las portátiles con la Lynx (mucho mejor máquina que la 5200 o la 7800, pero estando Game Boy y Game Gear en el mercado, poco pudo hacer el coloso tecnológico de Atari). Las pérdidas eran cada vez mayores, la compañía incluso cambió de propietario (Nolan Bushnell vendió la empresa a Time Warner Interactive); y en Atari decidieron jugársela el todo por el todo: desarrollaron un nuevo sistema de 64 bits (aunque esto aún a día de hoy no está muy claro, si es de 32 o de 64 bits, pero en fin…) que, al menos sobre el papel, tenía que ser mucho más poderosa que Super Nintendo y Megadrive, y que tenía que estar en disposición de competir con los sistemas de próxima generación (3do, Saturn, PSX y la, por aquel entonces, “Project Reality” de Nintendo). Lo cierto es que Jaguar es un gigante con pies de barro, muy poderosa en ciertos aspectos técnicos, pero no duda en recurrir al mítico Motorola 68000 para gestionar los distintos procesadores… joer, me estoy desviando del tema del artículo… en Atari sabían bien que, para que su consola consiguiera el favor del público, debía sustentarse en varios pilares, siendo uno de ellos el tener un buen juego de coches. A finales de 1994, la situación de Jaguar era crítica, las ventas apenas habían llegado a las 100000 unidades; y Atari quiso poner toda la carne en el asador en la campaña de navidad. Como ya he dicho, Atari quería un buen juego de coches en su catálogo, y el elegido para ello fue este Checkered Flag. Pobre Jaguar… Yo no sé si fué por las prisas para tener el juego listo, o simplemente que no dieron para más, pero el caso es que Checkered Flag, al contrario de su homónimo para Lynx, es una de las mayores kk´s de Jaguar, lo cual es mucho decir. Se supone que Jaguar tiene que ser mucho más poderosa que una Megadrive, entonces… por qué narices es mejor gráficamente el Virtua Racing de la Mega que el Checkered Flag? Como yo no me he atrevido a volver a jugar a Checkered Flag sólo, le he pedido a la calabaza Ruperta del Un, dos, tres que me eche un cable en el análisis del juego, y este es su veredicto después de 5 minutos de juego:

Y en cuanto al sonido… hombre, tiene sus cosas graciosillas (como el “gentleman, start your engines” al empezar las carreras), y unos efectos sonoros bastante potables, pero nada que no pueda ofrecer una Mega o una Super sin despeinarse… también hay unas musiquillas que acompañan el desarrollo de las carreras, pero la verdad es que pasan totalmente desapercibidas… curiosamente, al empezar las carreras, dichas músicas bajan de volumen, para dar paso a los “potentes” fx´s del juego.

El de la izquierda, es un tímpano normal. El de la derecha,

uno que ha sido expuesto a Checkered Flag durante 5 minutos

Pero amig@s, lo peor aún está por venir… sí, como os estáis imaginando, lo peor de todo es el apartado jugable del juego. Tiene buenos detalles, como la importancia de la elección de los neumáticos o los ajustes de la transmisión, incluso el clima tiene su importancia… pero en general, el desarrollo de las carreras es lamentable y patético… las físicas del juego hacen que controlar el vehículo se convierta en una misión casi imposible, y las físicas de las colisiones son peores que las del Enduro de la 2600 (os aseguro que no estoy exagerando, y si no probad ambos juegos en emulador y ya me contáis). Todos estos detalles dan al traste con un juego ya deleznable en el resto de sus apartados.

Momento en el que el máximo responsable de software de Atari

dió el visto bueno a Checkered Flag

De todos modos, no todo es negativo en Checkered Flag. Y es que, aunque pueda no parecerlo después de leer el desarrollo del artículo, Checkered Flag no es el peor juego de conducción de Jaguar. Club Drive ES PEOR. Y es que Checkered Flag parece más o menos un juego de Mega Drive, pero es que Club Drive yo creo que es capaz de correrlo una NES. Es terrible, en serio. Así que, en conclusión, se podría decir que lo mejor de Checkered Flag, es que existe Club Drive. Algún día tendré que contaros algo de Club Drive, aunque me da miedo que después dejéis de hablarme, tanto a mí como al resto del mundo.

El anticristo en forma de juego de conducción

Espero que este artículo os haya servido de advertencia, que por si casualidad tenéis una Jaguar y os apetece un juego de coches, mejor os pilléis el Atari Karts, o si no siempre podréis recurrir al Virtua Racing de la Mega o al Stunt Race Fx de la Super. Todas ellas, mejores opciones que este Checkered Flag.

Truñoanálisis del ganador del 2º Premio Pupita jaaarl!!! 19/08/2011

Posted by JuMaFaS in Avisos, Blogs amigos, General, Juegos para no dormir., PSX.
Tags: , , , , ,
add a comment

Ya está aquí, ya llegó, el truño ganador. X-DDD

Si señoritas y señoritos, por fin el Hermano Truñero Menor ha conseguido analizar a nuestro truño favorito, esa mierda entre las mierdas, ese bastión de la cutrez, de los dolores estomacales y las venas varicosas. Por si no lo sabéis se trata del “Play with the Teletubbies”, el “juego”, así entre comillas. X-D

Así que id preparando los baberos para no mancharos de vómito la ropa y a disfrutar del Truñoanálisis de moda, la envidia de la blogoesfera videojueguil y seguro que un referente para el futuro, no se de que, pero para el futuro. X-DDD

Truñoanálisis “Play with the Teletubbies”

ADVERTENCIA : No nos hacemos responsable en caso de que la lectura del Truñoanálisis pueda causar dolor estomacal, jaquecas, dolores musculares, transtornos sexuales, cambios de personalidad, alitosis o alopecia. En caso de sufrir otros síntomas consulte a su exorcista de cabecera. 

Juegos para no dormir (III): Outrunners 03/11/2009

Posted by Vecin in Arcade, Artículos, Juegos para no dormir., Megadrive, Videojuegos.
Tags: , , , ,
add a comment

 Ahora que ya he “tranquilizado” a Adol con el artículo sobre la 3do, y de paso le he puesto los dientes largos con su catálogo japo y hentai xD, pues me apetecía hablaros, o más bien advertiros, de un engendro que no hace sino mancillar un nombre legendario de Sega y del videojuego en general. Ante tod@s vosotr@s, Outrunners.

Carátula japo de Outrunners, lo mejor del juego

 A principios y mediados de los 90, Sega dominaba con mano de hierro el mercado de los arcade. Con su exitosa placa System 16, parió alguno de los mejores arcade que se hayan creado. También se basó en esa placa para la arquitectura de Megadrive. Pero obviamente, el tiempo pasó, y una placa que databa de 1985 no podía durar eternamente. Fué así como, en 1991, Sega presentó al mundo la primera placa recreativa de 32 bits de la historia, la System 32. Aunque no fué una placa tan exitosa como su ilustre antecesora la System 16, cuando salió System 32 en Sega confiaban plenamente en su equipo de programadores, y con razón. Les habían dado demasiados éxitos en el pasado como para dudar de ellos. Se realizaron juegos como Rad Mobile o SegaSonic the Hedgehog. Como era lógico, también fueron apareciendo para la nueva placa versiones de sus hits anteriores. Así, vimos el magnífico Golden Axe: The Revenge of Death Adder, y el caso que nos ocupa hoy, Outrunners. El juego no estaba mal del todo, y aportaba cosas como el gran número de coches disponibles, aunque en conjunto no era tan bueno como el Out Run original; ya sin meternos a hablar del carisma que desprendían uno y otro juego. Pero aunque no fuese tan bueno como el primer Out Run, era indiscutible que Outrunners era un buen juego. El problema vino cuando llegó la hora de hacer la versión doméstica. Inexplicablemente, en Sega decidieron hacer una versión doméstica para la Megadrive, cuando lo más lógico hubiera sido hacerla para la por aquel entonces inminente Saturn. Intentaron meter una recre con una placa de 32 bits en una ya vieja consola de 16 bits, y como era de esperar, la cosa salió mal. Tampoco ayudó el que Sega confiara la conversión a Data East en vez de hacerla ella misma. A nivel gráfico, nada tiene que ver con la recre, incluso los gráficos del Out Run original de Megadrive lucen bastante mejor que los de este juego. Un lamentable modo en split screen es obligado siempre, debido a las limitaciones del sistema. En el Super Mario Kart se podía perdonar, pero en un bodrio de este calibre ya tira para atrás el tufo que desprende el aspecto gráfico de este juego.

 El apartado sonoro… hombre, no es malo del todo, más que nada porque siguen presentes las músicas del primer Out Run, las nuevas composiciones realizadas para este juego no le llegan a la suela de los zapatos a las originales. Lo que sí son especialmente molestos son los efectos de sonido, que te acabarán levantando dolor de cabeza, lástima que no se puedan desactivar. En resumen, el sonoro es otro apartado mediocre más.

Más divertido que el Outrunners, y más económico

 Ya se ha dicho que uno de los aciertos de Outrunners era el que introdujo la posibilidad de elegir entre varios coches (8 en concreto) que, aunque no se disponía de licencias, sí que eran fácilmente reconocibles, siendo alguno de ellos de gran carisma (Fiat 500, Honda NSX, Lamborghini Diablo y, como no podía ser de otra forma, también un Testarrossa). Incluso había un truco para desbloquear el rapidísimo fórmula de Virtua Racing. Pero ahí ya se acaban las alabanzas. La animación de los coches es penosa, por no hablar de que no responden especialmente bien a nuestros deseos, causando así frustración en el jugador. A eso unidle un nivel de dificultad bastante bajo (no entiendo porqué este bajón de dificultad con respecto a la recre original), y dará como resultado un juego que procurarás olvidar cuanto antes echándote una partidita al primer Out Run.

Esto duele menos que comprarse el Outrunners

 Está claro que a mediados de los 90 Sega andaba algo desorientada, y este Outrunners es buena muestra de ello. Si bien la recre no había arrasado en los salones, no es menos cierto que procedía de una grandísima estirpe como es Out Run, y sin embargo no se molestaron lo más mínimo en conseguir una calidad aceptable. Vuelvo a insistir en que la recre original no es un mal juego, por lo que es más inaceptable esta conversión. Ni que decir tiene que el primer Out Run de Mega le da mil patadas a este engendro. Menos mal que, muchos años después, enmendaron la plana con el Out Run 2 y el Coast 2 Coast, pero esa ya es otra historia.

El hijo del programador jefe de Outrunners, después de ver lo que

había hecho su papá

 Espero que este artículo os haya servido de advertencia por si pensábais pillaros el juego o algo, que al ser algo relacionado con Out Run uno puede planteárselo y todo. No lo hagáis, por Dios, no lo hagáis!!

Juegos para no dormir (II): WWF Wrestlemania 01/10/2009

Posted by Vecin in Artículos, Juegos para no dormir., NES, Videojuegos.
Tags: , , ,
add a comment

 Aunque no deja de ser una “coreografía”, y el componente deportivo del espectáculo es minoritario desde el momento en que las luchas están amañadas, tengo que “confesar” que soy un gran aficionado al wrestling. Aunque ahora mismo me he “pasado” a las MMA, tengo que “confesar” que aún me divierto con la parafernalia que rodea al espectáculo de la lucha libre, y algunos combates son enormemente vistosos. Como todos los deportes de éxito (en países como Estados Unidos, México, Canadá o Japón existe una larga tradición; y aquí hace un año o dos tuvimos un resurgimiento de la fiebre por este deporte), el wrestling ha recorrido el inevitable camino hacia los videojuegos. Si bien ahora mismo los Smackdown vs. Raw (máximo exponente, aunque no único, de los juegos de wrestling actuales) son buenos juegos y aceptados por la mayoría de jugones, no siempre fué así. Y es que en épocas pasadas del videojuego, la inmensa mayoría de juegos de wrestling dejaban bastante que desear, siendo en mi opinión uno de los géneros donde se puede decir sin temor que los viejos tiempos eran peores. Y hoy os quiero hablar del que fué el primer videojuego de la WWF (hoy WWE, la mayor empresa de wrestling del mundo) que llegó a nuestras pantallas, en forma de un juego para la NES. Y de paso, recupero la sección de juegos para no dormir, que ya llevaba un año durmiendo xD. Os presento a WWF Wrestlemania para NES.

Adol cuando supo que me compré una PSP

 Cuando este WWF Wrestlemania salió en Febrero de 1989 para la NES, tanto la WWF como la propia NES estaban plenamente asentadas en el mercado yanki. La WWF ya llevaba celebrando su Wrestlemania desde 1985, y la lucha libre había pasado de ser un deporte practicado en gimnasios a nivel local a ser un espectáculo de masas de repercusión mundial. Mientras tanto, la NES, había saltado de su Japón natal a las Américas, también en 1985 (un año después, llegaría a Europa). Era pues, inevitable, que sus caminos se encontrasen. Pero desde luego que ese día los encargados del famoso Seal of Quality de Nintendo debían estar borrachos o algo así, porque sino no le habrían concedido la licencia a Acclaim para semejante basura. Para empezar los gráficos son penosos, siendo muy pequeños los sprites; lo que contrasta enormemente con lo enormes que se ven los marcadores de energía y de tiempo. No hubiera estado de más que en Acclaim tuvieran un poco más de sentido de la proporción… En el apartado gráfico, también llama la atención que los combates se desarrollen “sin fondo”, es decir, que veremos el ring, pero parece que está en medio de la nada, ya que no hay ni público, ni gradas, ni nada… sólo una pantalla negra de fondo. Supongo que Iker Jiménez lo estará investigando xD

Hulk borracho echando una cabezadita en el

pecho de André el Gigante

 El apartado sonoro, sin ser para tirar cohetes, es posiblemente lo mejor del juego. Tenemos unas cuantas canciones graciosillas, y que al menos no molestan. Los efectos sonoros son “los de siempre” en un juego de este tipo para la NES, sin nada destacable que resaltar. Al apartado sonoro de este juego se le puede aplicar aquello de “en el reino de los ciegos, el tuerto es el rey”.

Te vas a comer mi cuesco, te guste o no

 Pero lo peor, amig@s, está por llegar. El apartado jugable de este WWF Wrestlemania es absolutamente penoso. Si bien la plantilla de personajes recoge a lo más carismático de la época (Hulk Hogan, André el Gigante, Macho Man Randy Savage, Honky Tonk Man, Bam Bam Bigelow y The Million Dollar Man Ted Dibiase… aunque faltan otros “imprescindibles” como Estaca Duggan o Bret Hart, pero en fin); todo se va al traste al verlos en movimiento, ya que dan auténtica pena. La cantidad de llaves y movimientos que se pueden realizar brillan por su escasez, y encima lo poco que hay, es bastante complicado de realizar. Al final, todo se reducirá a dar patadas y puñetazos, y a escapar como una colegiala de los ataques del adversario… vamos, que en dos partidas ya estarás hasta las narices del jueguecito de marras. Además, no han debido ver muchos combates de wrestling los chicos de Rare (sí, este truño lo programó Rare y lo distribuyó Acclaim), porque por alguna enigmática razón no se puede salir del ring… supongo que será para no molestar a Iker en sus investigaciones xD

Hulk, espera que eche una meadita, y después

ya luchamos

 En fin, que nos encontramos ante un truño de los buenos (me sabe mal no haberlo nominado a los premios Pupita Jarl), y que no tiene perdón el que valiéndose de una jugosa licencia (recordemos que es el primer juego de wrestling de la historia con luchadores reales, no imaginarios), hayan intentado hace ya 20 años colarnos esta basura. Pro Wrestling, de la propia Nintendo, un par de años antes, ya había mostrado el camino a seguir para realizar un juego de wrestling decente para la NES. También hay que reconocer que lo que vino después (sobre todo el Wrestlemania Challenge) fué mucho más entretenido y jugable que esto. Pero WWF Wrestlemania era un truño hace 20 años, y lo sigue siendo hoy; aún en mayor medida.

Si tienes esto en tu cole de NES, no te molestes en buscar la caja y

el manual

 Os dejo ya con un vídeo del juego para que disfrutéis xD, y recordad; no intentéis jugar a esto en casa o en la escuela. Corréis el riesgo de que vuestra NES se muera de asco xD

 

 

 

Juegos para no dormir (I): Malibu Bikini Volleyball 09/08/2008

Posted by Vecin in Artículos, Atari Lynx, Juegos para no dormir., Videojuegos.
Tags: , ,
add a comment

Reconozco que soy un tipo muy curioso. Para mí, no hay mejor placer (hablando de videojuegos, claro) que cogerme un emulador con sus roms, e ir probando juegos que no conozco de nada. Esto hace que me encuentre con auténticas joyas (como el ya comentado por aquí Zombies ate my Neighbours); pero de vez en cuando, también me llevo auténticos descalabros, sobre todo en máquinas en las que el número de juegos de calidad no es tan alto como en otras consolas. Es éste el caso del juego que vamos a comentar hoy, y ya de paso, que inaugurará un nuevo “serial” de artículos, y que llamaré “Juegos para no dormir”, auténticas basuras y pesadillas jugables que irán mostrando sus “encantos” a todos los lectores del blog. Ante todos Vds., Malibu Bikini Volleyball para Atari Lynx

Es habitual ver por la red como se “ceban” con las consolas y los juegos que la venerable Atari lanzó después de su 2600, pero desde luego yo no me considero así. Atari me ha proporcionado (y aún me proporciona) demasiadas horas de diversión con su 2600 como para no respetarla. Pero joer, todo tiene un límite… y es que como ya dije en la entrada, curioseando por las roms de Lynx, me encontré con éste juego, y pensé en probarlo y tal. La verdad es que la primera impresión fué buena, el juego te recibe con una chica (pixelada, eso sí) en bañador, y un buen ramillete de opciones… Pero pronto empezó a torcerse todo… Para empezar, siempre jugarás en el mismo escenario con pequeñas modificiaciones (sí, vale, no es un gran problema teniendo en cuenta el tipo de juego que es, pero podrían haberse currado un par de canchas distintas no?) y los gráficos no son para tirar cohetes, sobre todo teniendo en cuenta las capacidades de Lynx (me vienen a la mente el Drácula, Ninja Gaiden o Alien vs. Predator…)

Aviso: Si miráis prolongadamente a los píxeles, podréis sufrir alucinaciones…

Y qué decir del apartado sonoro… bueno, lo mejor del asunto es que siempre tienes la opción de apagarlo, y no tener que escuchar semejante pesadilla auditiva. Menos mal que es un juego deportivo y que no es un factor muy importante…

Lo mejor del juego: la pantalla de opciones

Pero todo lo comentado anteriormente se queda corto cuando hablamos del apartado jugable. Me costó sangre, sudor y lágrimas el conseguir golpear la pelota, lo que obviamente hace al juego totalmente injugable. Tanto les habría costado, ya que no se lucieron en los aspectos técnicos, que al menos fuese fácil de jugar? Si eres de los que tiran la toalla rápido, en 2 o 3 partidas te olvidarás del juego, ya que lo más problable es que después de esas partidas no hayas conseguido golpear la pelota y, en consecuencia, no te hayas anotado ni un sólo punto…

Si golpeas la pelota con facilidad

en éste juego debes ser considerado

un héroe del pad

Malibu Bikini Volleyball también salió para Game Boy y NES, aunque no me he atrevido a probarlas. Si alguien lo ha hecho, que cuente aquí sus experiencias, tal vez no sean tan malas como la versión Lynx, aunque no lo creo, supongo que Hand Made Software (los creadores de este engendro) se habrán limitado a un copy and paste de la versión Lynx…

Carátula de la versión Game Boy…

por lo menos en Lynx salía una tía buena…

Vuelvo a insistir en que no tengo nada en contra de Atari. De hecho, Lynx me parece una máquina con un catálogo con buenos juegos (si bien es cierto que no son muy numerosos) que se merecía más suerte de la que tuvo (muy posiblemente el próximo “máquinas olvidadas” esté dedicado a la Lynx) pero éste juego me parece una tomadura de pelo, me compadezco de los que en su día se hayan gastado 4000 o 5000 pts. en esta bazofia. Os dejo con una compilación de juegos de Lynx, para que os hagáis lo que ofrecía esta máquina en 1989, y sobre todo, para que veáis su superioridad técnica sobre la Game Boy.