jump to navigation

Dando la nota con Atari Lynx 28/12/2016

Posted by Vecin in Artículos, Atari Lynx, revistas, Videojuegos.
Tags: , , ,
add a comment

 Como ya se ha comentado en varias ocasiones en el blog, hubo un tiempo en la que la principal vía para informarse sobre el mundo del videojuego eran las revistas que inundaban los kioskos. Mensualmente, íbamos religiosamente a nuestro kiosko favorito a comprarnos nuestra Superjuegos o Hobby Consolas. Y todas estas revistas tenían en común las notas, algo que en mi opinión ha hecho muchísimo daño al periodismo serio de videojuegos, pero que salvo excepciones es ya algo inherente a dicho periodismo. Y ahora seguramente tod@s tengamos ya una opinión más formada y no tan moldeable por las opiniones de los demás, pero en la época preadolescente o adolescente desde luego que “las notas” de las revistas eran muy importantes. Así que os voy a adjuntar las distintas puntuaciones que en su día se otorgaron a los diferentes juegos que se analizaron para las consolas clásicas. Y en esta primera entrega, os presento las puntuaciones para la Atari Lynx

puntuaciones-lynx

 Espero que este pequeño trabajo os despierte vuestra curiosidad, y de paso comentar vuestras experiencias con las revistas de antaño…

Dos consolas para soñar 17/12/2016

Posted by Vecin in Atari Lynx, Consolas, Game Cube, General.
Tags: , ,
4 comments

 Por muchas consolas, por muchos juegos que tengas, siempre hay cosas que no tienes y te gustaría tener. Por el precio, por falta de espacio, por falta de disponibilidad… por mil y un motivos, siempre hay cosas que nos faltan y que deseamos. Así que hoy os invito a soñar, y que compartáis que consolas os gustaría tener y no poseáis. Eso sí, para que no se haga esto muy largo, vamos a limitar esto a tan sólo dos sistemas. Obviamente, como se trata de soñar, pues no hay que tener en cuenta los problemas de precio y demás que os contaba unas líneas más arriba. Os presento las dos consolas que me ocupan los sueños:

atari-lynx

 Pues sí, me gustaría muchísimo tener una Lynx. Junto con la 2600, seguramente sea la consola de Atari con mejor catálogo. Pero no penséis que escojo la Lynx solo por el motivo citado o por mi querencia por la compañía californiana. Creo que la Lynx tiene un catálogo muy bueno en líneas generales, y unas conversiones de arcade sencillamente brutales.

 nintendo_gamecube

 Y Gamecube es otra de las consolas que me gustaría poseer. Creo que es un sistema infravalorado, con títulos muy interesantes y auténticas obras maestras del videojuego. Creo que incluso N64 está más valorada, en términos generales, que la 128 bits de Nintendo. Que queréis que os diga, tengo ganas de jugar al Eternal Darkness en su hardware original…

 He puesto estas dos y hay muchas más que me gustaría tener (una Neo Geo, una Saturn, una Pc Engine..) pero bueno, tal vez estas dos sean las que más me gustaría poseer. Ahora os animo a que pongais vuestras dos consolas que no tenéis y que os gustaría tener, y si ya podéis poner unas líneas explicando el porqué de vuestros deseos, pues mejor que mejor…

Raiden Densetsu 04/05/2009

Posted by Vecin in Arcade, Artículos, Atari Lynx, Fujitsu FM Towns, Megadrive, PC Engine/Turbografx, Super Nintendo, Videojuegos.
Tags: , , , , , , ,
17 comments

 Aunque en un principio tenía pensado escribir un “máquinas olvidadas”, debido a las peticiones de Adol, vamos a volver a la senda de los artículos de Fm Towns. Y si en el anterior artículo repasábamos el Tatsujin Ou, hoy vamos a hablar de otro gran shooter para la máquina de Fujitsu, Raiden Densetsu.

Carátula del juego, por una vez, un juego japo no tiene una

carátula de gran belleza…

 Las similitudes entre el mencionado Tatsujin Ou y este Raiden Densetsu no se limitan tan solo al género al que pertenecen ambos juegos, sino también a la misma génesis de ambos. Efectivamente, ambos son conversiones de recreativa, y como suele ser común en la máquina de Fujitsu, son conversiones prácticamente pixel perfect. Y también, ambos son shooters creados por compañías pequeñas, pero no por ello exentos de gran calidad. En el caso de Tatsujin Ou, la compañía encargada de crear el juego fué Toaplan, mientras que el Raiden Densetsu lleva la firma de Seibu Kaihatsu, que es conocida precisamente por la saga Raiden y por algún que otro juego más como el Seibu Cup Soccer o Dynamite Duke. Pero como ya he dicho, Seibu es conocida fundamentalmente por Raiden y sus secuelas, y Raiden Densetsu es el primer juego de la saga, también conocido como Raiden Trad en los USA, o simplemente como Raiden. El juego apareció en los recreativos japoneses en 1990, alcanzando un notable éxito. Y como cualquier arcade que adquiría cierta notoriedad en aquella época, empezaron a aparecer versiones domésticas del mismo. A diferencia de Tatsujin Ou que sólo apareció para la Fm Towns, pudimos disfrutar de Raiden en muchos otros sistemas además de la 32 bits de Fujitsu. Además de las “obligatorias” para las 3 grandes de 16 bits (Super Nintendo, Megadrive y Pc Engine/Turbografx), también tuvimos conversiones para máquinas casi tan exóticas como la Towns, como las de Lynx o Jaguar. La de Lynx apareció en 1997, cuando la consola ya hacía tiempo que era un fiambre, y la de Jaguar se convirtió en uno de los mejores juegos de la máquina, debido en parte al pobrísimo catálogo de la última consola de Atari. Además de las conversiones “directas”, pudimos disfrutar de recopilatorios como Raiden Project para la Plei. Así, la saga continuó en forma de diferentes secuelas hasta la actualidad. Sin lugar a dudas, la decisión de que Raiden tuviera más versiones aparte de la de Fm Towns, hizo que el juego pudiera “sobrevivir”, a diferencia de Tatsujin Ou…

 El apartado gráfico del juego me ha sorprendido gratamente. A diferencia de Tatsujin Ou, que nos va enseñando su excelencia gráfica en pequeñas porciones a medida que avanzas en el juego, Raiden Densetsu saca todo su poderío gráfico desde el primer minuto de juego, aunque es el típico juego al que las capturas no le hacen justicia del todo. Aún a pesar de todo, no brillan tanto como en el mencionado Tatsujin Ou, especialmente notables son las diferencias entre uno y otro en los enfrentamientos con los final bosses. Se puede afirmar que estamos ante un apartado gráfico notable, aunque no sobresaliente.

 Las melodías y efectos sonoros son las mismas que las del arcade, aunque con la adicción, claro está, de una calidad Cd Audio en la versión doméstica para la consola de Fujitsu. Es obvio que en un tipo de juego como éste, pensado para los salones de juego, en el que rara vez se pueden apreciar las músicas, no es el apartado más cuidado del juego, aunque tampoco están mal del todo, y como ya se ha dicho; suenan muy bien debido al soporte Cd del juego.

 También en el apartado jugable hay similitudes entre Raiden Densetsu y Tatsujin Ou. Al igual que el juego de Toaplan, Raiden Densetsu es extremadamente difícil. Mucho más sencillas son las conversiones para Megadrive o Super Nintendo por ejemplo, aunque seguramente esto se deba a que ninguna versión conserva el espíritu de la recreativa tan bien como la versión de Towns. Raiden Densetsu apuesta más por la “cantidad” de disparos que por la “calidad” de los mismos, aunque sin llegar a los niveles demenciales de los shooters actuales. Eso sí, como no estés rindiendo al máximo desde el primer medio minuto, te costará dios y ayuda pasar incluso la primera fase. Raiden Densetsu para Towns no permite empezar donde moriste por última vez, y los poderes y armas especiales desaparecerán. En su lugar, tenemos checkpoints y una cantidad finita de continues. Lo que a priori pudiera parecer un hándicap para los jugadores menos habilidosos, se acaba convirtiendo en un acicate para los jugador@s menos acostumbrados a los shooters, y en un reto para los jugador@s más expertos. Ojalá fuera el camino seguido por otros shooter, que con sus continues ilimitados te dejan una diversión de una o dos horas que a la semana siguiente ya habrás olvidado.

 Ya se ha hablado en párrafos anteriores de las diferentes conversiones del juego, por lo que es posible que hayáis jugado a alguna de ellas. Incluso es posible que conozcáis el juego de la recreativa original. Pero lo que es casi seguro es que no hayáis probado esta versión para Fm Towns, que sin lugar a dudas es la mejor de las conversiones domésticas. Incluso me gusta más que la versión original para arcade, debido a sus innovaciones jugables que lo hacen más difícil; incluso tengo la sensación de que los disparos enemigos van más rápido en la versión de Towns que en el arcade.

 Nos encontramos ante un grandísimo videojuego, que hace honor a las mejores tradiciones de los viejos shooters, y que brilla especialmente en el catálogo de la exótica consola de Fujitsu. Tal vez quede un escalón, al menos para mi gusto, por debajo de Tatsujin Ou, pero no hay duda de que Raiden Densetsu es una excelente opción para cargar en tu emu de Fm Towns o, si tienes mucha suerte, en tu propia Fm Towns.

 Como no podía ser de otro modo, quiero dedicar este artículo a Adol, que siempre me está insistiendo para que pruebe y comente juegos de Fm Towns, y siempre me recomienda maravillas como éste Raiden Densetsu. Y también quiero dedicar este artículo a Er Jumafas, que después de darnos un susto la semana pasada, parece que ya se va recuperando, cosa de la que todos nos alegramos mucho. 😉

 Como siempre, os dejo con un vídeo del juego, precisamente corriendo en un emulador, y en el que podréis apreciar los primeros minutos del juego, espero que os guste

Porque no sólo de Game Boy vive el jugón (II): Atari Lynx 07/02/2009

Posted by Vecin in Artículos, Atari Lynx, Consolas, No solo de Game Boy vive el jugón., Videojuegos.
Tags: , , , ,
9 comments

Si en la primera entrega del serial de consolas portátiles que en algún momento le hicieron la competencia a Game Boy con mayor o menor fortuna, hablábamos de la Sega Game Gear; hoy vamos a hablar de otra de las consolas que fué de las primeras en intentar hacerle frente a la todopoderosa serie de portátiles de Nintendo. Ante tod@s vosotr@s, la Atari Lynx.

 Como todos sabéis, en los primeros años del videojuego y de las consolas domésticas, Atari era la dominadora absoluta del mercado, gracias en gran medida a su magnífica VCS/2600. Sin embargo, y a raíz del crack del mercado del videojuego del 84, Atari perdió el rumbo, y empezó a cosechar un fracaso comercial tras otro. Así, los aficionados vieron desfilar con indiferencia ante sus ojos la Atari 5200 y 7800, que pasaron por el mercado con más pena que gloria. Ya la inmensa mayoría se había pasado a la NES, y unos pocos a la Master System, habiendo aún un reducido grupo de fanáticos de la 2600. Mientras tanto, en plena efervescencia de la NES, una pequeña compañía llamada Epyx estaba desarrollando un dispositivo portátil de una potencia asombrosa, teniendo lista la consola en 1987, siendo ésta bautizada con el nombre de Epyx Handy. Sin embargo, ésta consola nunca salió a la luz, y Atari, ávida de reverdecer viejos laureles, se hizo con los derechos sobre el hardware de la consola. Sin embargo, e incomprensiblemente, Atari no lanzó inmediatamente la consola al mercado, sino que esperó dos años, hasta octubre de 1989, para lanzarla al mercado. Este error (que ya había cometido Atari en el lanzamiento de la 7800) hizo que el lanzamiento de la Lynx (que era el nuevo nombre que Atari le había puesto a la consola) coincidiera con los de sus competidoras Game Boy y Game Gear, con lo que sus posibilidades de éxito ya habían mermado en el mismo día en que se puso a la venta.

 Al principio Atari puso toda la carne en el asador con la Lynx. Al fin y al cabo, cuando apareció Lynx, la 7800 ya era un cadáver, por lo que Lynx era la mayor apuesta de Atari en el cada vez más importante mercado de las consolas domésticas. Lo cierto es que la consola, a nivel técnico, era mucho más poderosa que la Game Gear (no digamos ya la Game Boy). Contaba, al igual que la Pc Engine, con un procesador de 8 bits, pero el gráfico era de 16. Esto le permitía efectos como zooms o deformaciones con los que las otras portátiles sólo podían soñar. Los juegos solían ocupar 128 kb (no os riaís, eso a finales de los 80 era mucho, sobre todo para un juego de una portátil), la pantalla era retroiluminada, y contaba con gadgets realmente curiosos, como la posibilidad de hacerla reversible para los zurdos. Sin embargo, los defectos del sistema también eran abundantes: precio elevado, dimensiones exageradas que hacían que su condición de portátil quedase en entredicho (imposible meterla en un bolsillo como la Game Boy, por ejemplo), el elevado consumo de pilas (con 6 pilas ofrecía tan sólo alrededor de 4 horas de juego) y, especialmente, las pocas thrird partyes que programaron para ella; así como la poca calidad de la gran mayoría de los juegos disponibles, hicieron que la consola no funcionara bien en el mercado. Al principio, y como ya se ha comentado, Atari lo intentó, con un buen esfuerzo publicitario (que por otra parte, enseguida se esfumó); y arropando a su consola con juegos de calidad, pero Atari no fué capaz, por sí sola, de mantener un ritmo constante de lanzamiento de buenos juegos, y las thrid partyes, como ya se ha dicho, prácticamente no programaron para ella. Esto provocó que el catálogo de Lynx se llenase de mediocridades, por lo que el futuro de la consola estaba escrito. Aún hizo Atari un último esfuerzo por cambiar la suerte de la máquina con el lanzamiento de la Lynx II, que subsanaba alguno de los defectos de la consola original: un tamaño algo más racional (aunque aún mucho más grande que la Game Boy), mayor autonomía debido a la posibilidad de desactivar la retroiluminación de la pantalla, sonido mejorado… pero ya era demasiado tarde. La gente ya se había comprado la Game Boy, unos cuantos la Game Gear, y muy poca gente optó por Lynx. Así, la consola estuvo malviviendo en el mercado hasta que Atari dejó de prestarle apoyo oficial en 1993 para centrarse en su nueva consola de sobremesa, la Atari Jaguar. Cuando desapareció del mercado, Atari había conseguido vender 2 millones de Lynx´s, a mucha distancia de las cifras de ventas de Game Boy e incluso de Game Gear.

 A pesar de que no funcionó bien en el plano comercial, eso no fué impedimento para que se lanzaran muchos periféricos para la consola, hablemos de alguno de ellos:

 – Cable Comlynx, las partidas multijugador en su máxima expresión. Con éste cable, se podían conectar… hasta 18 Lynx!! en partidas simultáneas, aunque no creo que fuera muy fácil juntar en una misma habitación a 18 personas que poseyeran una Lynx xD

 – Adaptador a corriente, imprescindible teniendo en cuenta el consumo de pilas de Lynx…

 

– Adaptador al mechero de coche, que te vas de viaje en coche y quieres jugar con tu Lynx sin gastar pilas? Si dispones de este periférico, ya no tendrás ningún problema… 😉

 Aparte de los ya comentados, hubo otros como el maletín (que teniendo en cuenta el tamaño de la consola casi se convertía en imprescindible), protectores solares para la pantalla… también se rumoreó con un Tv Tuner al estilo del de Game Gear, pero supongo que en vista de las cifras de venta de la consola en Atari se decidió no desarrollarlo. 

 En cuanto a los juegos, pues como ya se ha dicho hay mucha mediocridad, (esto parece un mal endémico en las consolas de Atari) pero en medio de tanta morralla se esconde algún juegazo que merece la pena el dedicarle un puñado de horas. Hablemos de alguno de ellos:

 – Ms. Pacman, la mujer de Pac man protagonizó un buen juego en la Lynx. Si te gusta el clásico de Namco, deberías probarlo.

 – California Games, un compendio de juegos extremos que acompañó a la consola cuando te la comprabas en sus primeros meses en el mercado. Si te gustan este tipo de juegos, es una gran opción.

 – Klax, Game Boy tenía Tetris, Game Gear tenía Columns, y Lynx tenía a Klax. Un divertido puzzle de Atari, del cual Jumafas realizó un magnífico reportaje en fechas recientes 😉

 – Roadblasters, este juego de coches tiene el honor de ser el juego más vendido de la consola. A los mandos de un deportivo dotado de todo tipo de armamento, deberemos destruir a una pandilla de malotes motorizada. Cumple perfectamente con su cometido de divertir.

 – Stun Runner, este juego es un buen ejemplo de lo que una Lynx era capaz de hacer. Muy parecido al F Zero, nos ponemos en una carrera a los mandos de una nave, con un impresionante apartado técnico que se aprecia en los loopings en los túneles de los circuitos, los impresionantes saltos o los gráficos en pseudo 3d que ni Game Boy ni Game Gear estaban en disposición de poder ofrecer. A poco que te guste el referido F Zero este también te gustará.

 – Blue Lightning, muy parecido al clásico de Sega After Burner. De nuevo una muestra del poderío de Lynx, con scaling combinado con gráficos pseudo 3d a gran velocidad. Un imprescindible para la Lynx, sin lugar a dudas.

 – Ninja Gaiden, conversión increíble de la recreativa de Tecmo para la Lynx. A diferencia de la versión de NES, que poco tenía que ver con la recreativa original, para la versión Lynx en Tecmo decidieron hacer un port de la recreativa, que les quedó practicamente idéntica a la recre. Incluso la legendaria pantalla de continue del arcade se conservó en la versión para Lynx…

 – Todd´s Adventure in Slime World, un magnífico juego de aventuras con scroll lateral que, a falta de Contra o Metroid, cumple con su función en Lynx.

 Además de los citados, también hay otros juegos destacables como Rygar (de nuevo, una conversión de Tecmo de una calidad excepcional), Electrocop (no confundir con Robocop xD), Kung Food (al estilo Final Fight, donde los malos son… verduras y cosas así xD), Dirty Larry (con cierta “inspiración” en las pelis de Harry el Sucio, otro beat´em up para Lynx), Fat Bobby (aunque parezca increíble, este juego salió en 1997 para la Lynx, un plataformas protagonizado por un rockero con guitarra incluída xD)… y alguno más que me dejo en el tintero; como véis, también hay buenos juegos en Lynx, todo es cuestión de buscarlos 😉

Aunque no os lo creáis, yo recuerdo este anuncio… que viejo soy!! 😦

 Atari Lynx fué una consola con abundantes defectos, pero es innegable que también tenía sus virtudes. En su catálogo se encuentra alguna que otra joya que merece la pena jugar, pero está claro que no era una consola con posibilidades de vencer frente a Game Boy o Game Gear. Como anécdota personal, yo estuve a punto, en su día, de pillarme una Lynx, al fin y al cabo, ya tenía una 2600 con la que me había divertido mucho (aún a día de hoy sigue haciéndolo). Sin embargo, no conocía a nadie que tuviera una Lynx, y en una época en la que los emuladores no existían y en la que el dinero brillaba por su escasez (eso aún no ha cambiado a día de hoy xD el poder intercambiar juegos con los amigos era algo muy importante, por lo que al final me compré la Game Boy. A día de hoy, es una consola fácil de encontrar, y como no podía ser de otro modo, está perfectamente emulada con el Handy por ejemplo (el emulador cogió el nombre de la consola cuando ésta era sólo un proyecto, curioso verdad?

 

Burro grande ande o no ande

 Os dejo con un vídeo del Blue Lightning, uno de los mejores juegos de la consola, espero que os guste

 

Juegos para no dormir (I): Malibu Bikini Volleyball 09/08/2008

Posted by Vecin in Artículos, Atari Lynx, Juegos para no dormir., Videojuegos.
Tags: , ,
add a comment

Reconozco que soy un tipo muy curioso. Para mí, no hay mejor placer (hablando de videojuegos, claro) que cogerme un emulador con sus roms, e ir probando juegos que no conozco de nada. Esto hace que me encuentre con auténticas joyas (como el ya comentado por aquí Zombies ate my Neighbours); pero de vez en cuando, también me llevo auténticos descalabros, sobre todo en máquinas en las que el número de juegos de calidad no es tan alto como en otras consolas. Es éste el caso del juego que vamos a comentar hoy, y ya de paso, que inaugurará un nuevo “serial” de artículos, y que llamaré “Juegos para no dormir”, auténticas basuras y pesadillas jugables que irán mostrando sus “encantos” a todos los lectores del blog. Ante todos Vds., Malibu Bikini Volleyball para Atari Lynx

Es habitual ver por la red como se “ceban” con las consolas y los juegos que la venerable Atari lanzó después de su 2600, pero desde luego yo no me considero así. Atari me ha proporcionado (y aún me proporciona) demasiadas horas de diversión con su 2600 como para no respetarla. Pero joer, todo tiene un límite… y es que como ya dije en la entrada, curioseando por las roms de Lynx, me encontré con éste juego, y pensé en probarlo y tal. La verdad es que la primera impresión fué buena, el juego te recibe con una chica (pixelada, eso sí) en bañador, y un buen ramillete de opciones… Pero pronto empezó a torcerse todo… Para empezar, siempre jugarás en el mismo escenario con pequeñas modificiaciones (sí, vale, no es un gran problema teniendo en cuenta el tipo de juego que es, pero podrían haberse currado un par de canchas distintas no?) y los gráficos no son para tirar cohetes, sobre todo teniendo en cuenta las capacidades de Lynx (me vienen a la mente el Drácula, Ninja Gaiden o Alien vs. Predator…)

Aviso: Si miráis prolongadamente a los píxeles, podréis sufrir alucinaciones…

Y qué decir del apartado sonoro… bueno, lo mejor del asunto es que siempre tienes la opción de apagarlo, y no tener que escuchar semejante pesadilla auditiva. Menos mal que es un juego deportivo y que no es un factor muy importante…

Lo mejor del juego: la pantalla de opciones

Pero todo lo comentado anteriormente se queda corto cuando hablamos del apartado jugable. Me costó sangre, sudor y lágrimas el conseguir golpear la pelota, lo que obviamente hace al juego totalmente injugable. Tanto les habría costado, ya que no se lucieron en los aspectos técnicos, que al menos fuese fácil de jugar? Si eres de los que tiran la toalla rápido, en 2 o 3 partidas te olvidarás del juego, ya que lo más problable es que después de esas partidas no hayas conseguido golpear la pelota y, en consecuencia, no te hayas anotado ni un sólo punto…

Si golpeas la pelota con facilidad

en éste juego debes ser considerado

un héroe del pad

Malibu Bikini Volleyball también salió para Game Boy y NES, aunque no me he atrevido a probarlas. Si alguien lo ha hecho, que cuente aquí sus experiencias, tal vez no sean tan malas como la versión Lynx, aunque no lo creo, supongo que Hand Made Software (los creadores de este engendro) se habrán limitado a un copy and paste de la versión Lynx…

Carátula de la versión Game Boy…

por lo menos en Lynx salía una tía buena…

Vuelvo a insistir en que no tengo nada en contra de Atari. De hecho, Lynx me parece una máquina con un catálogo con buenos juegos (si bien es cierto que no son muy numerosos) que se merecía más suerte de la que tuvo (muy posiblemente el próximo “máquinas olvidadas” esté dedicado a la Lynx) pero éste juego me parece una tomadura de pelo, me compadezco de los que en su día se hayan gastado 4000 o 5000 pts. en esta bazofia. Os dejo con una compilación de juegos de Lynx, para que os hagáis lo que ofrecía esta máquina en 1989, y sobre todo, para que veáis su superioridad técnica sobre la Game Boy.