jump to navigation

Las encuestas der Jumafas (II): Tu consola fracasada favorita 27/02/2014

Posted by Vecin in 32X, 3DO, Amiga Cd 32, Amstrad Gx 4000, Atari 5200, Atari 7800, Atari Jaguar, Colecovision, Encuestas, Fujitsu FM Towns, Nec Supergrafx, Philips Cd-i.
Tags: , , , , , , , , , , ,
13 comments

De nuevo vuelvo a la carga con una encuesta der Jumafas, después de aquella primera encuesta sobre el King of Fighters favorito de los visitantes y habituales del blog. En esta ocasión, la encuesta va a girar en torno a cuál es vuestra consola “fracasada” (al menos, a nivel de ventas o popularidad) favorita, y de nuevo, me gustaría que; aparte de vuestro voto, también expusiérais el motivo de vuestra elección en un comentario en la entrada. Por mi parte, he elegido a la 3do, ya que considero que, posiblemente, tenga el mejor (o el más variado, al menos) catálogo de los presentes en la encuesta, y creo que seguramente fue la que más se mereció; tanto por el mencionado catálogo como por esfuerzo comercial, el éxito. Pero claro, el intentar ser competencia de Playstation, así como los propios errores (como su elevado precio) no le permitieron alcanzar el éxito…. pues, ale, ahora entre todos a escoger nuestro fracaso favorito xD

Las máquinas olvidadas (XII): Commodore Amiga Cd 32 24/12/2010

Posted by Vecin in Amiga Cd 32, Artículos, Consolas, Las máquinas olvidadas., Videojuegos.
Tags: , , , ,
12 comments

Poco a poco, ya hemos ido hablando de una gran cantidad de consolas, tanto éxitos como fracasos, a lo largo de mi periplo en el blog. Alguno de ellos, como el anterior dedicado a la Atari Jaguar, ha calmado el Atariano que llevo dentro. Otros, como el de Saturn, seguramente alegró a los muchos saturneros que pululan por el blog. Hasta Adol se debió llevar una pequeña alegría con el artículo referente a su querida y maravillosa Marty Towns. Para el artículo de hoy, he decidido hablaros de una consola que seguramente le encante a Deny, por su conocida pasión hacia el Amiga. Como en este blog no se estila mucho el hablar de ordenadores, voy a hablaros de la versión “consolizada” del Amiga 1200, el Amiga Cd 32.

A mediados de los años 80, la empresa británica Commodore había aterrizado en el mundo de los ordenadores con su Amiga 1000. Este ordenador fué el principio de una saga de ordenadores de gran éxito que se ganó el favor de los usuarios. Sin embargo, como tod@s sabéis, el mercado de los ordenadores personales poco a poco empezó a ser coto privado de los Pc y sus distintas evoluciones. Aunque siempre hubo un grupo de incondicionales del Amiga, era obvio que el modelo de negocio basado únicamente en los ordenadores estaba condenado a la extinción. Fué así como, poco a poco, la idea de desembarcar en el mercado de las consolas de videojuegos, que a principios de los 90 ya estaba plenamente asentado, fué cogiendo peso dentro del seno de Commodore. Sin embargo, en Commodore decidieron que el coste de desarrollo de un nuevo sistema era demasiado elevado para sus arcas, por lo que decidieron “consolizar” uno de los ordenadores existentes en la casa (algo parecido a lo que unos pocos años antes había hecho Amstrad con su Gx 4000 con resultados catastróficos). Después de un corto período de gestación por las razones ya explicadas, el sistema estuvo disponible en las tiendas inglesas en Septiembre de 1993. Poco después llegaría al resto de Europa occidental (aquí fué el antiguo Centro Mail, el actual Game, el encargado de la distribución de la máquina), Canadá y Australia. Por una serie de problemas de licencias primero, y por la quiebra de Commodore después, el sistema jamás llegó a distribuirse oficialmente en los Estados Unidos, y en Japón ni siquiera llegó a plantearse su distribución. En Commodore sabían bien que el catálogo de su máquina hacía prácticamente imposible las ventas en el exigente mercado nipón…

Tal y como estaba haciendo Atari por aquellas fechas en tierras americanas, en Commodore insistieron mucho en su publicidad en que su máquina era la primera consola de 32 bits “reales”, tal vez pensando que los usuarios de Megadrive y Super Nintendo iban a abandonar sus magníficos sistemas para abrazar la potencia de la nueva consola de Commodore. Es obvio que en Commodore o no recordaban, o no querían recordar, que un par de años antes Fujitsu había sacado en Japón la Marty Towns, que también contaba con un procesador de 32 bits. Aunque en Gran Bretaña tanto la distribución como el esfuerzo publicitario proporcionados a la máquina no fueron del todo malos, en el resto del mundo, como ya se ha comentado, fué bastante lamentable o nulo directamente. Sin embargo, las ventas no acompañaron ni tan siquiera en Inglaterra, y es que el Amiga Cd32 falló en lo más importante: los juegos. El catálogo de Amiga Cd32 se basó en su práctica totalidad en conversiones del Amiga 1200 y en juegos que ya habíamos visto en los sistemas de 16 bits, aunque con la calidad que el soporte Cd permitía. Obviamente, nadie estaba dispuesto a comprarse una nueva máquina que, en realidad, no ofrecía juegos “nuevos”. No me interpretéis mal, el catálogo de Amiga Cd32 es bastante bueno, pero en 1993 la gente prefería cualquier bodrio en 3d que un Cannon Fodder que ya tenían en Megadrive. Fué así como, tras siete meses de agonía en el mercado, Commodore dejó de prestar apoyo oficial a su sistema en Abril de 1994, después de vender aproximadamente 100000 unidades (poco menos de lo que vendió Jaguar, por ejemplo) y uniéndose a la lista de consolas que no llegaron al año de vida junto a otras como Amstrad Gx 4000 (cuya vida fué calcada a la de Cd32) o Nec Supergrafx.

The World´s first 32-bit Cd Games Console…

y la Towns no cuenta, o qué?

Como ya se ha dicho a lo largo del artículo, el catálogo de Amiga Cd se nutrió básicamente de ports del Amiga 1200, por lo que el pequeño listado de juegos destacables que viene a continuación ya se había visto en su casi totalidad en dicho ordenador:

– Cannon Fodder, los chicos de Sensible Software cambiaron los futbolistas diminutos de Sensible Soccer por soldados diminutos en Cannon Fodder, con resultados igual de extraordinarios. Un clásico que deberías probar ya si no lo has hecho aún.

– Alien Breed 3d, en vista de que los chicos de Id Software se olvidaron del Amiga cuando realizaron su Doom, Team 17 realizó este juego tanto para Amiga como para Cd 32. Merece la pena jugarlo, sin duda.

– Beneath a Steel Sky, inspirándose claramente en Blade Runner al igual que el gran Snatcher, nos encontramos ante una aventura ambientada en una futurística Australia, que también sólo se podía jugar en la Cd32 si querías jugarlo en consola.

– Simon the Sorcerer, de nuevo otra aventura para tu Cd 32, con la clásica interfaz de comandos para dirigir a tu personaje, en una aventura point and click de las que tan pocas veces podemos disfrutar en consola aún hoy en día.

– Super Street Fighter II, el clasicazo de Capcom llegó incluso a un sistema tan minoritario como el Cd32, aunque eso sí, tal vez no llegó a las cotas de calidad de su homónimo para 3do.

Estos que acabo de citar seguramente sean mis juegos favoritos del sistema, aunque hay otros también buenos e interesantes como International Karate +, Chuck Rock o Super Stardust… como véis, buenos juegos, pero muy lejos de la espectacularidad gráfica de un Ridge Racer o un Virtua Fighter, por lo que la máquina, aún contando con buenos juegos, poco o nada podía hacer frente a su competencia. Si queréis probar el sistema, el Win UAE la emula prácticamente a la perfección, y si preferís haceros con una en estas fechas navideñas de consumismo extremo, de momento no presenta precios muy elevados en ebay y similares.

Captura del extraño (e incómodo, al parecer) gamepad

del Cd32

Repasando la historia de los videojuegos, resulta inexplicable como una compañía puede repetir los errores que otra empresa ya había cometido en el pasado. Y es que si en Commodore sabían perfectamente lo que le había ocurrido a Amstrad con su Gx4000, por qué narices hacen lo mismo ellos tan sólo un par de años después? Y es que cualquier directivo con dos dedos de frente tendría que ver que, con la generación de los 16 bits dando sus últimos coletazos, la comunidad gamer estaba echando sus ojos hacia los nuevos gráficos poligonales y las 3d, por lo que poca atención podían prestar a una máquina que ofrecía los mismos juegos “de siempre” por mucho que llevara un nombre mítico del mundo de los ordenadores impreso en su carcasa. Como ya dije más arriba en el artículo, es obvio que fué una intentona última de salvar la empresa sin invertir dinero, pero está claro que para triunfar en el difícil mercado de las consolas no se pueden hacer así las cosas.

Me lo parece a mí, o se parece un webo a la

Megadrive?

Por supuesto, quiero finalizar este artículo dedicándoselo a Deny que me consta es un Amiguero empedernido (espero no haber sido muy duro con Commodore), deseándole de paso unas felices fiestas, y también claro está a tod@s vosotr@s que os pasáis con mayor o menor frecuencia por el blog, espero que Papá Noel y los Reyes os traigan un buen puñado de juegos y consolas, nos seguiremos leyendo en lo poco que queda de este 2010 y en este próximo 2011 😉 os dejo ya con un vídeo del Alien Breed 3d corriendo en un Amiga Cd32 (tened paciencia con la pantalla de carga, que tarda minuto y medio más o menos)