jump to navigation

Las máquinas olvidadas (XV): Bandai Pippin 31/07/2011

Posted by Vecin in Artículos, Consolas, General, Las máquinas olvidadas..
Tags: , , ,
trackback

  Aunque con varios meses de retraso, este artículo es la demostración palpable de que aún no me he olvidado de mis parroquian@s del blog de Jumafas, ni se me ha olvidado aún escribir xD El caso es que en la última votación quisisteis que escribiera sobre la Bandai Pippin, así que vamos a recordarla en este artículo.

  Hablar de Bandai es hablar de una de las compañías jugueteras más grandes del mundo. Fundada en la dura posguerra (concretamente en 1950); pronto alcanzó una posición de liderazgo en el mercado juguetero japonés, lo que le permitió, ya en los años 60, iniciar la aventura de la exportación a Occidente, especialmente al mercado americano, donde disfrutó de un enorme éxito en determinadas parcelas del mercado, como los coches a escala 1/48. La empresa empezó a crecer más y más, y en 1978 ya se fundó la filial americana de Bandai. Sin embargo, Bandai no sólo se centró en el mercado del juguete: pronto empezó también a producir y distribuir anime y tokusatsu, las películas japonesas de monstruos y superhéroes que se hicieron terriblemente populares a partir de los años 50. Fué en esa década cuando nació Godzilla, y Bandai se hizo con los derechos para distribuir merchandising y figuras relacionadas con el icono japonés. Bandai siempre se caracterizó por hacerse con las mejores licencias japonesas, y esa cualidad aún hoy pervive en la compañía nipona. Cualquier éxito que apareciera en Japón, o era de la propia Bandai o se hacía con los derechos de distribución. Sin embargo, había un mercado emergente que se le resistía a Bandai: el del videojuego. Bandai no quería ser un mero espectador de como Atari en los primeros años, y también la japonesa Nintendo un poco después, se hacían con un número cada vez mayor de dólares o yenes mientras ellos no veían ni un mísero billete en ese mercado. Primero lo intentó con la Bandai TV Jack (un clon del Pong), y en 1979 ya llegaría una consola con cartuchos intercambiables al estilo de la Atari VCS, la Bandai Supervision 8000. Sin embargo, la Supervision pasó totalmente desapercibida en el mercado nipón a pesar de tener una compañía tan grande como Bandai detrás, y de ser una máquina muy potente para la época (CPU Z80 y 3 canales de sonido). Los japoneses siguieron gastándose los yenes en los salones arcade. Recordad que aún faltaban unos pocos años para que apareciera la Famicon… a saber qué hubiera pasado si la Supervision hubiese sido un éxito, se atrevería Nintendo a sacar su Famicon? Volviendo al mundo real y dejando de lado las elucubraciones, Bandai nunca dejó de lado el mundo del videojuego, aunque eso sí, de una forma bastante modesta, sacando algún que otro arcade y juegos para la NES (como el celebérrimo Stadium Events, uno de los santos griales del coleccionismo mundial) y todas las consolas de éxito que fueron apareciendo posteriormente, como Super Nintendo o Playstation. La inmensa mayoría de las veces eran juegos basados en sus licencias de éxito como Sailor Moon, Dragon Ball o Power Rangers, y también casi siempre se alcanzaban unas buenas cifras de venta, aunque la calidad de los juegos dejara bastante que desear en numerosas ocasiones. Sin embargo, a los directivos de Bandai nunca se les fué de la cabeza la idea de tener una consola propia de éxito, y en 1994 lanzaron la Bandai Playdia. Si Supervision 8000 había sido un fracaso, lo de Playdia fué aún peor: con Playstation y Saturn en el mercado, en Bandai sólo se les ocurre sacar una máquina con procesador de 8 bits que sólo tenía en su catálogo películas interactivas basadas en sus éxitos de anime. Ni que decir tiene que también fué un fracaso, otro más en la cuenta de Bandai. En principio Bandai ya se había olvidado de su idea de ser fabricante de hardware, pero en 1995, tan sólo un año después del lanzamiento de Playdia (que por cierto siguió recibiendo juegos de la propia Bandai hasta 1996, por lo que durante 2 años Bandai tuvo dos consolas de sobremesa en el mercado) Apple se cruzó en el camino de Bandai, y fruto de esta joint venture nació Bandai Pippin. Como es lógico, la máquina contaba con un procesador Power Pc (recordemos que años después, Game Cube también usaría un procesador de este tipo).

Vista posterior de una Bandai Pippin

 Todos los errores que había cometido Bandai con sus sistemas anteriores se repitieron con Pippin: nulo apoyo de third parties, catálogo “demasiado” japo hasta para los nipones, títulos de escasa o nula jugabilidad, y un precio desorbitado: 599 dólares en la fecha de su lanzamiento, mucho más cara que Playstation o Saturn. En internet circulan centenares de listas de los peores gadgets tecnológicos aparecidos, y Pippin siempre aparece en dichas listas. Bandai produjo menos de 100000 unidades de su sistema, y tan sólo consiguió vender 42000 Pippin, de las cuales 5000 encontraron un hogar europeo. Esto hace que pueda tener cierto valor como pieza de coleccionismo, aunque para jugar mejor hazte con una maquinita del Mcdonald´s de las que hizo Sega que con una Pippin.

Un catálogo mejor que el de Pippin

 Ya habéis visto que del catálogo de Pippin poco hay que merezca la pena comentar, tan sólo hablaré de dos títulos que al menos son medianamente jugables:

 – Shockwave, uno de los poquísimos juegos de una third partie que apareció para la Pippin, se trata de una versión del juego de Electronic Arts para 3do. Seguramente no sea el mejor juego de la historia, pero en un catálogo como el de Pippin destaca sobremanera.

 – Racing Days, posiblemente el mejor juego del sistema. Un simulador de conducción que muestra el camino que debería haber seguido Pippin para correr mejor suerte, y que demuestra que la máquina, desde luego, tenía potencial.

 Del resto del catálogo poco hay que comentar, ya que casi todo son pelis interactivas, enciclopedias y japonesadas terribles (bueno, vale, hay algún videojuego “normal” como Gundam Tactics, Pegasus Prime o Super Marathon). En fin, una consola de videojuegos, sin casi videojuegos.

Curiosamente, Pippin dispuso de un número bastante elevado de accesorios, todos ellos producidos por la propia Bandai. Para la Pippin hay disponibles teclados, módem, tarjeta de memoria… eso sí, la cantidad de consolas producidas fué tan pequeña, que al parecer es mayor el número de teclados y módems que de consolas. Otro despropósito más en la existencia de Pippin, que por cierto fué más larga de lo esperado, ya que la máquina siguió recibiendo juegos con cuentagotas hasta 1997, cuando ya Bandai dejó de prestarle apoyo oficial.

Esta cosa es un gamepad de Pippin. Terriblemente incómodo,

al parecer.

 Si todos los despropósitos que hizo Bandai en el mercado del videojuego los hubiera hecho otra compañía, seguramente ya haría muchos años que hubieran echado el cierre. Sin embargo, en Bandai no cejaron en su empeño en ser alguien dentro del mundo del videojuego, y en 1999 lanzarían la Wonderswan, una portátil de la que ya escribí un artículo en su día y que por fin permitiría a Bandai disfrutar de un éxito moderado en el mundo del videojuego. Unos pocos años antes, a principios de 1997, cuando Pippin daba sus últimos estertores de vida, Bandai fué noticia por otro motivo: su posible fusión con Sega. Después de unos meses de conversaciones, las negociaciones no llegaron a buen puerto y cada compañía siguió su camino… estaría Sega hoy en el mercado del hardware si estas negociaciones hubieran llegado a buen puerto? Esto nunca lo sabremos, pero lo que sí sabemos es que Bandai, por fin, hizo las cosas bien y se fusionó, a principios del año 2006, con el gigante del videojuego Namco, dando lugar a la actual Bandai Namco Games.

Algo así tendría que haber hecho Bandai desde el principio

 Con este pequeño repaso a la máquina de Bandai, doy por finalizado también el serial de máquinas olvidadas. Si bien es cierto que me quedaron varias en el tintero (Virtual Boy, Playdia o la Supervision 8000 citada en este artículo), creo que ya he hablado de las que merecen mínimamente la pena, por lo que tendré que empezar otro serial, que algo se me ocurrirá😉 os dejo ya con un vídeo en el que podéis ver 10 juegos de Pippin que, según el autor del mismo, definen al sistema.

Comentarios»

1. Tiex - 31/07/2011

Una pena que se termine el serial de maquinas olvidadas😦 Tengo que hacerme con una de estas, seguramente que esten a precio de oro en Ebay….

2. JuMaFaS - 31/07/2011

Gran artículo, ha merecido la pena la espera.😉
Y me he partido con lo de la comparación del catálogo de juegos de la Pippin con el catálogo de maquinitas de SEGA para McDonalds. XDDD

3. Adol3 - 01/08/2011

Tiex es que lo quiere todo! xD Pues son caras, y luego tienes dos modelos, el negro que es el que se distribuyó para los mercados occidentales, y el blanco para Japón. Desconozco si existe alguna diferencia entre ellas.

Vecin se despide de sus “Maquinas Olvidadas” pero volverá pronto con otro serial tipo “Maquinas rarunas del rincón” xDDDD

Bandai se tuvo que fusionar con Atari, no me imagino un engendro entre Jaguar Y Pippin. :O
Lo cierto es que las máquinas HODIOSAS son también las más deseadas, la Jaguar,Pippin,Playdia… xD

4. Joseluki - 01/08/2011

El artículo es bueno ,como siempre.
Creo que se te ha olvidado comentar, que la Pippin no era realmente una videoconsola como tal, pues el hardware es exactamente el de cualquier power pc de la época, de hecho se le podía poner un disco duro e instalar macos.
Para terminar un mojón de consola gracias al nulo por parte de ambas compañías para programar algún juego medianamente decente.

5. Adol3 - 02/08/2011

La Pippin espanta hasta los comentarios. xD

6. elvizius - 03/08/2011

¿Soy yo o el mando que iba a sacar Sony con la Ps3 se le parece terriblemente a este?

7. JuMaFaS - 03/08/2011

¡Otia Vizius!, es verdad, el platano ese que quisieron sacar, ya me parecía que lo había visto antes.🙂

8. vecin - 03/08/2011

Gracias a todos por las felicitaciones😉

Tiex, es que ya casi no me queda de qué escribir, date cuenta que ya se ha escrito de 15 consolas de las que en demasiadas ocasiones lo único que se puede decir fué que fueron truños monumentales. Pero estate tranquilo que pronto habrá más seriales, lo prometo😉

Jumafas, las maquinitas del Mcdonald´s tienen mucho más valor jugable que el 98% del catálogo de Pippin.

Adol, no mancilles el sagrado nombre de Atari mezclándolo con Pippin. Cuando Atari la caga la caga ella solita, con estilo como con Jaguar por ejemplo… pero anda que no me gustaría a mí un combo Jaguar+Cd en mi salón… el virus Atariano es lo que tiene, que no te deja razonar.

Joseluki, no te falta razón en lo que dices, pero también es cierto que hacerlo funcionar como algo parecido a un Mac es harto difícil… en realidad, Pippin ni es Mac, ni es consola, es… no sé, es Pippin xD

Elvizius y Jumafas, pues sí que tienen cierto parecido los mandos, seguro que si al final Sony hubiera sacado ese gamepad para PS3 en Logitech y compañía se estarían frotando las manos xD

Saludos

9. Adol3 - 04/08/2011

Vecin, ese combo Jaguar+CD lo quiero para mí también.

Deny, maldito!!!!!

10. Stranno - 05/08/2011

Como curiosidad cabe destacar que, al contrario de lo que se pueda pensar, está emulada

Más que nada porque es un MAC chutando una versión modificada de MACOS 7.5 (si mal no recuerdo)

Personalmente he probado un par de títulos en el emulador SheepShaver como el Gundam Tactics o el Super Marathon y eran bastante baratos comparados con sus versiones DOS (no exactamente las mismas)

Pero no todos los juegos son jugables ya que tiene algunas librerías propias que ni las puede ejecutar SS ni tampoco están en la versión original de MACOS

11. digipure - 05/08/2011

Han pasado un par por mis manos y es uno de mis cacharros raros favoritos, a pesar del horrible nombre, por que parece mas un ordenador que una consola, sobre todo si se mira por detrás.

Eso si, no me extraña que fallara, el software disponible era de risa, o bien era muy sencillo (juegos de colorear) o no eran juegos (enciclopedias y demás)

12. Adol3 - 05/08/2011

Admítelo Digipure, tienes una Hi Navi Saturn y Chibimogu no sabe nada. El pobre tiene una depre de caballo por no poder abrazar una de esas, y tú eres muy malo. xD

13. All your blog are belong to us (CIX) - 05/08/2011

[…] incombustible del blog de JuMaFaS, quién nos trae en esta ocasión la última entrega de las máquinas olvidadas con la Pippin de Bandai. Por catálogo una de las peores, sin […]

14. La semana en un post (2011 #29) | Blog de kaiserland77.com - 06/08/2011

[…] Las máquinas olvidadas (XV): Bandai Pippin: Una máquina muy olvidada. […]

15. perrodelmal - 07/08/2011

despues de leerme este articulo me compre una wonderswan en ebay con 3 juegos lol ( 3 super robot wars me encantan esos juegos )

16. Adol3 - 07/08/2011

Hey, no puedes dejar olvidadas otras “máquinas olvidadas” xD

Hay un par que merecen que las trates, dos híbridos hamorosos como el Sega TeraDrive y el Amstrad MegaPC.

El mundo necesita saber.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: