jump to navigation

Toe Jam and Earl 18/04/2011

Posted by Vecin in Artículos, Megadrive, Videojuegos.
Tags: , ,
trackback

Una vez realizada la cuarta convocatoria (segunda por mi parte) para que eligiérais sobre qué juego iba a versar mi siguiente artículo de un pequeño listado que os facilité (todos ellos de juegos para consolas de Sega), ha resultado elegido uno de los lanzamientos más destacables para la primera hornada de juegos de la 16 bits de Sega. Recordemos la primera aventura de los raperos espaciales Toe Jam and Earl.

Carátula de la versión Genesis del juego

Lanzada en 1988, la Megadrive había sido recibida discretamente en Japón, mercado por aquel entonces dominado casi completamente por Nintendo y su Famicon (tan sólo Nec y su Pc Engine consiguieron ponerle algo difíciles las cosas a la 8 bits de Nintendo). Sin embargo, en Sega no arrojaron la toalla, y se centraron en el mercado americano y europeo. En éstos mercados sí que la consola fué un éxito casi inmediato, basando su catálogo sobre todo en unas excelentes conversiones de recreativa, como Altered Beast, Golden Axe o Ghouls´n Ghosts. También los juegos deportivos con sabor yankee tuvieron un gran peso en el catálogo primerizo de la consola, con franquicias como Joe Montana Football, Mario Lemieux Hockey o Tommy Lasorda Baseball. Y no hay que olvidar el empujón definitivo para el sistema que supuso la aparición, en 1991, de Sonic the Hedgehog. Este juego, además de un éxito de ventas, fué sobre todo la confirmación de Sega como una compañía con carácter propio (no simplemente una máquina poderosa sin personalidad) y su protagonista se convirtió automáticamente en la mascota de la compañía. En ese mismo año 1991, apareció para la Megadrive un juego de un estudio independiente llamado JVP (Johnson Voorsanger Productions) protagonizado por dos alienígenas raperos (Toe Jam y Earl) cuya nave se había estrellado en la tierra y que debían reunir las piezas de la misma para escapar de nuestro extraño planeta. Este es el sencillo guión de uno de los juegos más divertidos y originales de la Megadrive.

Toejam&Earl.Split

No es seguramente por el aspecto gráfico por el que más recordaremos este título. Los diferentes niveles tienen un aspecto prácticamente idéntico, y la verdad es que hay bastantes juegos coetáneos de este en la Megadrive que lucen bastante mejor. Aunque tiene sus puntos fuertes, como pueden ser los sprites de los enemigos y de los propios protagonistas; bien definidos y con una animación correcta, la verdad es que no consiguen elevar un nivel normalito tirando a bajo de los gráficos.

Toe Jam y Earl, los raperos del planeta Funkotron

Aunque no era habitual en la época en la que apareció el juego, la verdad es que el apartado sonoro está mucho más cuidado. Las melodías son de las mejores que se podían escuchar en una Megadrive en aquel lejano 1991 (con permiso de las de Sonic the Hedgehog) y acompañan perfectamente a la acción de este original título. Tampoco hay que desdeñar los efectos de sonido presentes en el cartucho, bastante mejores que los presentes en la mayoría de los juegos de la época y con un aire cartoon que le sientan estupendamente al juego. Tal vez sea por la personalidad de los protagonistas del título, pero el caso es que el sonoro es uno de los mejores apartados del juego.

Si Toe Jam and Earl brilla especialmente en el apartado sonoro, posiblemente aún sea mejor en lo que a jugabilidad se refiere. Y es que Toe Jam posee en abundancia una cualidad que hoy en día casi ha desparecido: originalidad. Realmente resulta muy difícil encasillar a este juego en un género concreto, ya que tiene un poco de todo: exploración, aventuras e incluso pequeñas dosis de RPG. El objetivo de cada nivel es encontrar el ascensor para poder pasar al siguiente, recolectando además los trozos de la nave de los protagonistas repartidos por el escenario. Todo ello esquivando los originales enemigos del juego, y con detalles tan buenos como pasar de puntillas al lado de alguno de ellos para que no se despierten de su siesta xD Otro de los puntos positivos del juego es que los niveles no son siempre iguales, y que en cada partida los objetos y la salida de cada nivel están en sitios distintos, a menos que escojamos el “fixed world”, que por cierto es bastante chungo. Como pasa en muchas ocasiones, es especialmente recomendable jugar a dobles. En éste caso, la pantalla se partirá en dos al más puro estilo Super Mario Kart, y los dos protagonistas tendrán libertad absoluta, pudiendo jugar cada personaje incluso en niveles distintos, aunque siempre es mejor colaborar para suavizar el alto nivel de dificultad que presenta el juego. Si váis a viciar a este juego, intentad haceros con un colega para jugar a dobles porque el juego sube muchísimos enteros, yo llevo con un buen amigo 3 o 4 días jugando a dobles para escribir el artículo y nos parece que no pasan las horas en nuestros respectivos curros para echarse unas partidillas al Toe Jam a dobles xD

Toe Jam and Earl fué un éxito de crítica, aunque por desgracia las ventas no fueron todo lo elevadas que cabría esperar. El cartucho adquirió un tiempo después la condición de juego “de culto” que sólo los más puristas sabían apreciar en su justa medida. Al año siguiente de la aparición de este juego, en 1992, los protagonistas de éste juego aparecieron en Ready, Aim, Tomatoes, tal vez el mejor juego de los aparecidos para el Menacer de Sega, la respuesta al Super Scope de Nintendo. Y sería un año después, en 1993, cuando apareció la segunda parte de éste título, Toe Jam and Earl 2: Panic on Funkotron. Sin embargo, en éste segundo título las dosis de originalidad desaparecieron completamente, y se optó por realizar un “vulgar” juego de plataformas, un buen juego, pero de un género del que había montones de exponentes en el ya abultado catálogo del sistema. No sería hasta el año 2002 en el que Sega realizaría otro juego de los raperos espaciales, esta vez en exclusiva para la Xbox. Con el título de Toe Jam and Earl III: Mission to Earth, nos encontramos ante otro plataformas en el que la originalidad brilla por su ausencia, y no tan bueno como otros juegos de Sega exclusivos para la 128 bits de Microsoft (a Panzer Dragoon Orta o a Jet Set Radio Future me remito, por ejemplo). Muy posiblemente, ésta tercera entrega es la peor de la serie, y desde éste juego de hace casi 10 años no hemos vuelto a saber nada de los raperos galácticos.

Captura de Toe Jam and Earl III para la

Xbox

Es una pena que una saga que prometía tanto como Toe Jam and Earl haya quedado en el ostracismo, seguramente debido a los derroteros que tomó después de su primera entrega, olvidando los toques de originalidad para convertirse en unos juegos “del montón”, aunque cualquier día de estos nos encontramos con que la saga retorna a sus orígenes con un juego de calidad y, ante todo, original. Tal vez sea una impresión mía, pero creo que una revisión del primer título para la 3ds, por ejemplo, podería funcionar muy bien en las listas de venta del sistema.

Os dejo ya con el vídeo de rigor del juego, despidiéndome ya hasta el próximo artículo, que también vosotr@s eligiréis de un pequeño listado que confeccionaré, mientras tanto, aprovechad para descubrir o recordar este Toe Jam and Earl de la Mega, y, sobre todo, echad un vicio con un colega para pasárselo realmente bien😉

Comentarios»

1. Cm_blast - 18/04/2011

en la original en sega dibujé en un cuaderno la posición de las casillas con los ascensores (en el mundo fijo claro está), y ni por esas conseguí llegar al tope (y eso que ni me paraba con las piezas de la nave ni nada). Verdaderamente, un pequeñito “huy” hacía que te cayeras de “piso”, con tan mala suerte de caer en un sitio totalmente vacío y obligarte a tirarte otro piso, para que en ese 2º piso un enemigo te empujara y total, bajaste 3 XDDDD.

2. Adol3 - 18/04/2011

Un vicio de juego,de esos que te picabas con los colegas entre partidas al Revenge Of Shinobi y el Streets Of Rage.

Las digitalizaciones de los sonidos eran tremendas para MD,con ese menú de sonidos tan original. Recuerdo algo sobre un nivel secreto,el número 0 creo,que se llegaba desde una isla perdida en medio del agua,luego saltabas por un agujero o algo así,no recuerdo bien.

Original como pocos,desde luego. Que tiempos…

3. shin - 19/04/2011

El Panic on Funkotron te pareció un plataformas del montón?? Si era muy divertido y con toques muy originales. Los minijuegos musicales por ejemplo. Curiosamente muy infravalorado hoy en día, igual que el Kid Chameleon.

4. Adol3 - 19/04/2011

Es que hay juegos de culto que o los HODIAS o los HAMAS. Kid Chameleon es uno de ellos.

5. vecin - 19/04/2011

Shin, no me entiendas mal, el Panic on Funkotron es un buen juego, pero en él desaparecen casi todas las dosis de originalidad del primer título, aunque permanezcan algunos detalles como los que comentas. Kid Chameleon me parece bastante mejor plataformas que Panic, al menos para mi gusto😉

Saludos

6. Eddy - 19/04/2011

El Toejam y Earl!

Me encantaba la 2da parte…(La cual era muy larga,nunca la termine)

A este tambien le di oprtunidad,pero mucho no avanze…A lo sumo 4 o 5 niveles,tal vez mas…

Pero bueno,un Gran juego.

Saludos!

7. KaTaLa - 24/04/2011

que vicio de juego, no me lo llegue a acabar pero pasé muchas horas con el, siempre me ha recordado a el Baldies de Atari, sera por el aspecto dl mapa quizás???


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: